Lo más visto

Más de Economía

La crisis de liquidez del Gobierno de El Salvador afectaría a las alcaldías

Los fondos adicionales que recibirán este año las municipalidades podrían compensar, en algunos casos, la reducción en los ingresos por impuestos y tasas, así como los gastos extradordinados. El riesgo está en que el dinero llegue a tiempo.

Enlace copiado
Actividad. La reducción de la actividad económica afecta más a las alcaldías grandes que obtienen más recursos de impuestos.

Actividad. La reducción de la actividad económica afecta más a las alcaldías grandes que obtienen más recursos de impuestos.

Enlace copiado

Las alcaldías han experimentado una reducción en sus ingresos propios por el impacto económico del covid-19, esto las ha dejado con una mayor dependencia a los fondos que transfiere el Gobierno central y al financiamiento externo. Si estos recursos no se concretan a tiempo, podría darse una crisis de liquidez.

Las alcaldías van a obtener recursos adicionales porque el Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios (FODES) ha incrementado del 8 % de los ingresos corrientes del Estado al 10 %. Además, de los $2,000 millones en deuda que la Asamblea Legislativa le aprobó al Gobierno para hacer frente a la pandemia, el 30 %, es decir $600 millones, se destinarán para las municipalidades.

Muchas alcaldías dependen en sus ingresos del FODES, sobre todo las más pequeñas, estas podrían incluso cerrar el año en una mejor situación, de acuerdo con Ricardo Castaneda, economista senior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI).

Sin embargo, para las alcaldías grandes que obtienen más recursos por el cobro de impuestos y tasas municipales el impacto será mayor y se verá un efecto "mixto", los ingresos han caído pero al mismo tiempo vienen más recursos en el futuro.

En el caso de Santa Tecla, el alcalde Roberto d'Aubuisson afirmó que los ingresos por impuestos a la actividad comercial y tasas por los servicios municipales cayeron en mayo un 77 %, en comparación con el mismo mes de 2019.

La tendencia siguió con una caída en la recaudación de 87 % en junio y de 52 % en julio. Han proyectado que para este mes la reducción será del 45 %.

Castaneda considera que los fondos adicionales van a compensar la reducción de ingresos, sin embargo el riesgo está en que estos lleguen a tiempo.

En esa línea, la crisis de liquidez que tiene el Gobierno central se estaría "traspasando" a las municipalidades.


 

"Uno de los problemas que ha tenido el país es que la gestión de los préstamos ha sido en extremo lenta y ahí tendrán que repartirse responsabilidades tanto el Ejecutivo como la Asamblea Legislativa", señaló el economista.

"En la medida que esos recursos se vuelvan sumamente lentos para obtener y que los recursos propios con los que cuentan las instituciones, en este caso las municipalidades, se caigan por el propio impacto de la pandemia, entonces ahí si te empezás a enfrentar una situación de liquidez sumamente fuerte", agregó.

Además de los fondos provenientes de los créditos, se han dado también retrasos en la transferencia del FODES por parte del Ministerio de Hacienda.

Para d'Aubuisson, la situación financiera de la comuna está en "cuidados intensivos"y la recuperación de los ingresos depende de la actividad económica, que ha estado al mínimo.

De las 6,000 empresas que operan en el municipio, el lunes había solo 3,000 abiertas. Días antes, cuando aún estaba vigente la primera fase de reapertura, había solo 500 funcionando, mientras que en la cuarentena, solo 147.

La alcaldía además reportó que 700 empresas ya cerraron definitivamente y del resto no hay información.

Deuda municipal

La gestión de los fondos que haga cada alcaldía, así como el tiempo que tomen los recursos en llegar, será clave para mitigar problemas de liquidez. Castaneda señaló que una salida puede ser líneas de crédito que habilite la banca estatal para las municipalidades, las cuales se pagarían inmediatamente estén disponibles los fondos.

El riesgo es que acudan a préstamos con tasas de interés altas, como se ha dado en el pasado. De hecho, según datos del Ministerio de Hacienda el Grupo Fedecrédito es el principal acreedor de la deuda contratada por las municipalidades en 2019, con una tasa promedio de 10.2 %.

La banca multilateral ofrece mejores tasas y condiciones que la banca cooperativa, pero el Gobierno tendría que acompañar a las alcaldías.

El año pasado las alcaldías pagaron $244.7 millones por deudas, de esta cantidad casi $52.3 millones corresponde solo a intereses. Mientras que el saldo total de deuda cerró en $590.4 millones, 10.9 % más que la suma de 2018.

Santa Tecla fue el municipio que contrató más deuda el año pasado; sin embargo para este año, el alcalde d'Aubuisson no considera que tengan que prestar para cerrar la brecha en los ingresos.

Lo que sí preocupa al edil es que los fondos lleguen en momentos en que no se puedan ejecutar por las elecciones lo que implicaría esperar hasta después de marzo y afectaría tanto el pago a proveedores, como las obras en curso.

La segunda alcaldía que contrajo más deuda el año pasado fue la de San Salvador con $27.3 millones. Este medio consultó a Ernesto Muyshondt a través de su equipo de comunicaciones sobre el impacto en las pandemia, pero no respondió.

 
Los grandes bancos chinos sufren el peso de la recuperación tras la pandemia

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines