Lo más visto

Más de Economía

La diferencia fundamental es el tipo de clientes”

Gustavo Simán, presidente de Óptima Servicios Financieros, explica cómo funciona el sector de las microfinanzas en el país. Esta es una opción a la que acuden más que todo los microempresarios.
Enlace copiado
Enlace copiado
[email protected]

El microcrédito es una oportunidad de obtener financiamiento para aquellas personas o empresas que no siempre pueden calificar para acceder a la banca tradicional. Gustavo Simán, presidente de Óptima Servicios Financieros, que ha adquirido a la también microfinanciera Finca El Salvador, explica cómo funciona este nicho.

¿Cuál es la diferencia entre el sector de microcréditos y la banca tradicional?

La diferencia fundamental es el tipo de clientes que atendemos. Nuestro cliente es el que va desde la acumulación simple hasta la ampliada, que puede ser un microempresario o puede ser un trabajador por cuenta propia. El perfil de este cliente es que no lleva contabilidad formal ni registros financieros ni contables, entonces su capacidad de acceder a financiamiento es muy limitada, porque la banca tradicional no lo atiende.

¿Se generan oportunidades para las personas?

Claro, hemos visto historias muy exitosas, por poner un ejemplo, tenemos clientes que comenzaron haciendo zapatos y les dimos el primer crédito de $500 y ahora manejan negocios bastante importantes.

¿Cuáles son los nichos claves para el sector de microcréditos?

Nosotros servimos a varios sectores, estamos mucho en el sector de servicios, lo que no atendemos tanto es el crédito de consumo. El problema ahí es que cuando es consumo, el dinero no se utiliza para una actividad productiva.

¿Qué factores inciden en la oferta de microcréditos?

Nosotros evaluamos la capacidad de pago, la moral de pago y en su momento la garantía, uno es la condición de vida de la familia, que sea una persona responsable. También evaluamos las centrales de riesgo para ver que no estén ya en mora. De ahí vemos las condiciones de vida del cliente para hacer una estimación de sus gastos.

¿Cómo evalúan esos factores?

Nosotros salimos a buscar a los clientes. Se ve la zona y se hace una entrevista preliminar, pero aparte de eso llega otra persona que hace una supervisión metodológica del crédito y después va alguien del área de control a hacer una visión de supervisión y entonces hay varias gentes que intervienen.

¿Eso encarece el crédito?

Es una metodología bastante cara (...) pero esa es la única forma de llegar al cliente, porque de no tener esta metodología, tendríamos una mora muy alta, recuerde que muchos de estos créditos son sin garantía, porque no se basan en garantía, sino en la capacidad de repago.

¿Eso se refleja en las tasas de interés?

Por supuesto, acuérdese que hay gente que no paga, porque es un sector informal que de repente desaparece, y son negocios vulnerables. La tasa de interés tiene que tener en cuenta la morosidad que puede tener ese sector.

Lee también

Comentarios