Lo más visto

"La situación tiene solución, pero requiere sacrificios”

El empresario será reconocido este día como miembro honorario de FUSADES. Habló de su visión sobre los problemas del país.
Enlace copiado

"La situación tiene solución, pero requiere sacrificios”

"La situación tiene solución, pero requiere sacrificios”

Enlace copiado
Francisco R. R. De Sola será nombrado hoy “Miembro honorario 2017” de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), entidad de la que fue presidente. El empresario, especialista en temas logísticos, fue miembro también de la Comisión Nacional de Desarrollo (CONADEL) y ha participado en varias mesas empresariales organizadas por los últimos gobiernos.

Ha formado parte también del Consejo para el Crecimiento, entidad de diálogo entre privados y Gobierno que fue creada tras la firma del Asocio para el Crecimiento, con el Gobierno de Estados Unidos.

De Sola habla sobre el rol de FUSADES en momentos en que se les tilda de ser una entidad política de derecha, sobre los problemas del país y las opciones de solución. Aunque señala que hay que superar temas complejos, como la criminalidad y el desequilibrio fiscal, es optimista, y asegura que todo debe pasar por el diálogo y la concertación entre los diferentes sectores.

Lo nombran miembro honorario en FUSADES, ¿qué representa esto?

Es el máximo honor que otorga FUSADES. Ya lo han otorgado más de 25 veces a gente muy prestigiosa y sumamente ejemplar de lo que se puede hacer en este país, lógicamente yo me siento enormemente honrado de recibirlo. Siempre fui creyente de que el máximo honor en FUSADES es haber sido presidente, pero ellos han tenido a bien sumar este otro honor.

¿Cuál es el papel de FUSADES en el contexto actual? Sobre todo porque se les señala mucho de estar politizados y estar a favor de la derecha.

Siembre es un papel fundamental en el diálogo interno e incluso externo de lo que pasa y debería pasar en este país. El hecho de que están siendo muy francos en sus opiniones no significa que estén mal politizados o que sean tendenciosos, lo que está mal lo dicen con claridad, y lo que se debería hacer diferente también lo dicen. Lastimosamente, estamos viviendo en tiempos donde hay muchas cosas que están mal.

¿Se mantienen como una voz creíble, sus análisis son legítimos en el contexto político actual que vivimos?

Sí, FUSADES es un referente de profesionalidad, de investigación y por tanto de formulación de ideas y propuestas. En ese sentido no han flaqueado en esa visión y esa disciplina. Lamentablemente muchas veces se contradice lo que dicen otros, en especial algunas instituciones del Gobierno, pero nuestras cifras son certeras, derivadas de informes serios y conceptos bien elaborados. La crítica de que solo favorecemos a la derecha o estamos politizados es injusta.

Usted siempre insiste en que la solución a los problemas del país debe partir del diálogo, del acercamiento entre sectores. ¿Esto se ha dado, cree que ha habido avances?

Yo creo que sí se han dado pasos de acercamiento, el Gobierno ha llamado a muchos consejos de consulta y de diálogo, los mismos empresarios a través de sus instituciones organizadas han participado, la prensa juega un rol importante para exponer ideas de todos lados, hay un ambiente público abierto quizá no del todo transparente, pero ciertamente abierto, sano, donde se están hablando las cosas. La dificultad es que no se están derivando negociaciones para ponernos de acuerdo en cosas críticas, de primer interés, como lo fiscal, el tema del agua, el tema de seguridad, aunque allí quizá ha habido un poco más de progreso que en otras, y ciertamente en todo lo que respecta al crecimiento económico, desarrollo de inversiones, fomento de inversión extranjera, el concepto de Centroamérica, falta mucho más.

¿Cuáles piensa que deberían ser los temas prioritarios a abordar, lo más urgente?

Es obvio que las áreas prioritarias son tres, y allí no hay discusión ni contradicción: la situación de violencia e inseguridad; la situación fiscal y de crecimiento; y la atención a los problemas sociales, la pobreza, la salud, la educación, allí hay tres temas esenciales sobre los cuales no nos hemos puesto de acuerdo como necesita el país.

En la parte de la violencia, el Gobierno ha dicho que ha habido logros en el último año, ¿ha sido así?

Soy honesto y digo que soy escéptico porque las cifras confunden. Es difícil discernir si son o no son logros, el despliegue de las autoridades de seguridad da confort, pero no se traducen en una mejora creciente en la seguridad en el campo, entonces no puedo contestar a esta pregunta, no estoy convencido de que realmente haya avance.

¿Por qué ha sido así? ¿No han sido efectivas las medidas extraordinarias?

Es una pregunta difícil, no creo que sea falta de esfuerzo o dominio del tema, quizá tiene que ver con entrenamiento y disciplina en las fuerzas de seguridad en la parte represiva. Tiene que ver con un incremento de agresividad de las maras, que no estoy seguro de que tengamos la mejor estrategia para tratar con ellas, tiene que ver con temor de la población para rechazar la violencia reportándola, para facilitar el trabajo de la autoridad, y también tiene mucho que ver con una situación socioeconómica que no está generando las condiciones para combatir las causas de la violencia.

¿Qué debería hacerse?

El golpe de timón debería ser algo que una a la población en un propósito claro, decidido y fuerte de involucrarnos de una forma legítima en el combate a la inseguridad. Eso tiene que ver con trabajo en las comunidades, colaboración con la Policía, solidaridad con quienes se van a reinsertar, y un sinfín de acciones que yo no veo que estén ocurriendo.

Habla de la parte fiscal. La situación se ha complicado este año con el problema del atraso en el pago a los fondos de pensión y la degradación de las calificaciones de riesgo del país...

El impago fue un error craso, los responsables no se dieron cuenta de todas las consecuencias nefastas que trajo esto, nos va a tomar mucho tiempo revertirlas. Esto no se hace en el mundo financiero sin que tenga consecuencias. Segundo, tenemos presión e internacional seria para ponernos de acuerdo en un plan de mediano y largo plazo de sostenibilidad fiscal, que no tiene nada que ver con ideologías, tiene que ver con el sentido común de que el país debe funcionar, generar ingresos para sostener un Estado eficiente y fuerte, y debe permitir a los gobiernos, de la ideología que sean, sostener sus políticas según lo que genere el país.

Estamos trabados en una discusión de poder, no de lógica, estamos empujando la carreta al borde del precipicio. Sin crecer y sin que esta economía se revitalice y se reinvente, no vamos a poner a trabajar al país para generar riqueza, allí vienen las soluciones al problema fiscal. Además, estamos jugando con los ahorros de los pensionados, eso no se puede hacer en este tipo de país con una democracia sana que está avanzando. Hay que proteger el derecho a tener ahorros, y que se cuiden y crezcan protegidos por la ley. Estoy muy preocupado por el derrotero de esta situación fiscal, y me parece que los responsables, principalmente del lado del Gobierno, no han actuado con la entereza y capacidad de negociación inteligente que debieran tener.

¿Tienen solución estos problemas?

Tienen solución. La solución es un trato de sacrificios y beneficios, vamos a tener que generar mayores ingresos para el Estado, para que pague sus deudas, y recortar los gastos y mejorar los presupuestos, manejar mejor los empréstitos, para que haya balance entre lo que entra y sale. Preocupa que aún no se sabe si el diálogo en este sentido ha llegado o no a algún resultado.

En el tema de pensiones, FUSADES se involucró en la propuesta de la Iniciativa Ciudadana para las Pensiones. ¿Cómo ven la discusión en la Asamblea Legislativa? Hay cuatro propuestas, ¿considera que se retomará la que ustedes han presentado, o se decantarán por un esquema con participación del Estado en la administración de los ahorros para pensión?

El peligro es que si no se llega a un acuerdo macro global en el tema fiscal, el Gobierno podría buscar revertir a un esquema similar al original, donde se apropian del manejo de los fondos de los futuros pensionados, lo cual sería un gran error. Me siento orgulloso que no solo fue FUSADES, sino varios sectores que preocupados por la situación de los fondos de pensiones han elaborado esta propuesta seria que se ha llevado a la Asamblea y se ha sometido a discusión pública, una propuesta que salió de un debate complejo, denso, conducido con seriedad y profesionalidad. No hay duda de que la propuesta que ha hecho la ICP es la más responsable, no es lo ideal pero nos lleva a una posición más saludable y protege los ahorros de los trabajadores.

En la parte fiscal también tiene que ver el combate a la corrupción. ¿Se está teniendo mejoras en este tema en el país?

El combate a la corrupción en sí, tras lo cual está la transparencia, prácticas administrativas correctas, todo eso bueno, para mí es peligroso cuando empiezan a acusar, enjuiciar, capturar a gente sin tenerlas vencidas en juicio, o procesadas legítimamente, hay un poco de eso que no me gusta, porque se vuelve un arma política y un arma de difamación. El hecho, sin embargo, de que se hayan tomado acciones importantes con figuras icónicas indica que hay voluntad y deseo de llevar esto a conclusiones más fuertes, lo cual creo, si se maneja bien, va a ser bueno para el país.

Han estado circulando recibos de gente que recibió pagos de Casa Presidencial con fondos de la partida secreta, ha aparecido su nombre...

No solo mi nombre, sino mi foto, y yo solo debo decir algo: Me siento orgulloso y satisfecho de haber sido compensado por la labor que desempeñé en la Comisión Nacional de Desarrollo, que durante 12 años formuló el Plan de Nación, y no tengo que pedirle perdón a nadie por haber recibido un estipendio modesto de parte de Casa Presidencial. Lamentablemente en el proceso hubo prácticas administrativo contables de parte de Casa Presidencial que quizá no fueron las más felices, pero yo me siento orgulloso de que lo que hice y el hecho de que me señalen y saquen mi foto no me produce la más mínima molestia.

¿Pero la CONADEL tenía un presupuesto asignado?
Sí, muy claro, y se manejaba con mucho cuidado.
 
Entonces, ¿por qué este cruce entre el presupuesto de la CONADEL y estos recibos que se supone eran por pagos que salían de la partida secreta?
No sé cómo contestar esto, sospecho que nuevamente es una forma de desprestigiar gente, de buscar flaqueza en los procesos administrativos para crear ruido político que realmente es innecesario.
 
¿Ha sabido usted de algún proceso o investigación a partir de estos recibos?
No he sabido.

 

Tags:

  • Francisco R. R. de Sola
  • CONADEL
  • inversion
  • desarrollo
  • seguridad
  • economia
  • crecimiento

Lee también

Comentarios