Lo más visto

Más de Economía

Las manos sin miel de René

Secas. Con poca mugre. Así lucían las manos toscas de René. Con cuidado espulgaba el árbol de café, con cariño, priorizando el grano rojo y dejando el grano verde y el anaranjado para que llegaran a su punto.
Enlace copiado
Enlace copiado
En la canasta que llevaba a la cintura ponía las uvas de café maduras, pero en una bolsa que cargaba a un lado ponía aquellos frutos ennegrecidos, que no pudieron madurar a causa de la antracnosis, un hongo que causa la muerte del cafeto.

Sus manos no tenían miel como en años anteriores, los frutos maduros apenas lloraban unas pequeñas gotas. “Cuando un café está bueno, en su punto, si usted lo aprieta, echa hasta tres gotas de miel, hoy están secos, con poca miel”, dice René Cuéllar, un cortador de café de la zona occidental, con 64 años de edad y que conoce el oficio desde los 12.

“Primera vez que veo esto”, dice René, al referirse a los árboles con poco fruto, convertidos en esqueletos a causa de la defoliación que produce la roya.

En años anteriores él afirma que cortaba de cinco a seis arrobas de café al día. Sus manos se llenaban de miel al recoger los frutos rojos y abundantes que colgaban de los cafetos. Ahora se resigna a espulgar los cafetos y sacar solo tres arrobas por día.

Francisco Roberto, mandador de la finca Los Andes, en Apaneca, mira con preocupación cómo la roya y la antracnosis han afectado los cafetales de la zona. Habla de las recepas que se deberán hacer para no perder todo el parque sembrado. “Sin duda, el otro año (cafetero, 2013-2014) vamos a producir menos. Los arbolitos pondrán más sus fuerzas en vestirse que en generar fruto”.

Los empleos en la finca podrían reducirse a la mitad porque habría menos fruto que cortar. “Va a estar fregado el otro año. De aquí saco un dinerito para mí y mi esposa. Si no hay qué cortar, no sabemos qué vamos a comer”, dice René.

Tags:

  • cafe
  • roya
  • politica para la caifcultura
  • cosecha de cafe
  • creditos de avio
  • empleo del sector cafetalero

Lee también

Comentarios