Lo más visto

Lenta recuperación de la cosecha de café tras golpe de la roya

Honduras y Nicaragua ya superaron la producción que tenían antes del brote; El Salvador y Guatemala van a paso más lento, según la Organización Internacional del Café.
Enlace copiado
Lenta recuperación de la cosecha de café tras golpe de la roya

Lenta recuperación de la cosecha de café tras golpe de la roya

Enlace copiado

En su informe de mercado de noviembre 2017, la Organización Internacional del Café (OIC) señaló que la región de Centroamérica y México están en el camino de recuperar su producción después de que el brote de roya desplomó las cosechas; no obstante, no todos los países se están levantando al mismo ritmo.

La OIC explicó que ya hay una recuperación parcial de la región y que “en el año de cosecha 2016-2017 Honduras y Nicaragua sobrepasaron el volumen de producción alcanzado antes del brote”.

No obstante, El Salvador y Guatemala no han tenido la misma suerte; el organismo reconoce que hubo un crecimiento en la última cosecha; “pero sigue estando por debajo del volumen medio de la producción de antes del brote de roya”.

De acuerdo con las cifras del Consejo Salvadoreño del Café (CSC), en los últimos años, el máximo de cosecha fue 2010-2011 con más de 2.6 millones de quintales; desde entonces la cifra empezó a caer a 1.6 millones en el ciclo agrícola 2011-2012 y a 1.7 millones en 2012-2013; después, el impacto de la roya se hizo sentir, puesto que hubo una caída del 60 % en la producción, ya que la cosecha 2013-2014 fue de 700,025 quintales; desde ese entonces el país no ha logrado superar el millón de quintales.

La última cosecha, 2016-2017, fue de 835,010 quintales, según las cifras del CSC.

La OIC consignó que “en Costa Rica y El Salvador hubo tendencia al descenso en la producción desde (la cosecha) 2000-2001, dado que la producción anual  descendió en 2.3 % y en 3.1 %, respectivamente.  

De hecho, en años anteriores, las cosechas eran mucho mayores. El país logró alcanzar los 4.3 millones de quintales en 1992-1993.

El informe señaló que desde el ciclo 2011 a 2013, la roya ocasionó un descenso en la producción en el café costarricense del 15.2 %, pero en el caso salvadoreño, la caída fue del 56.5 %. Para el CSC, 2017-2018 podría ser cuando el país supere el millón de quintales; sobre todo porque ya estarían cosechando árboles que se sembraron para la renovación del parque cafetalero como respuesta a la plaga de la roya.

La OIC realizó una evaluación de la situación de los países centroamericanos ante el golpe de la plaga de la roya en 2013, en el caso de El Salvador, el organismo encontró que de las 152,187 hectáreas sembradas cerca de 112,293 estaban afectadas. La incidencia de la enfermedad en el país fue de 74 %.

“La mayor parte del café en Centroamérica es cultivado por agricultores en pequeña escala, que encontrarán difícil absorber las pérdidas que se esperan”, determinó la OIC en ese momento y predijo una afectación en el mercado de arábicos lavados de calidad, el nicho en donde destaca la región.

En diciembre pasado, la Asamblea Legislativa aprobó una serie de reformas para reactivar el café, sin embargo, aún quedan acuerdos pendientes por concretar, como fortalecer la investigación en café.

Lee también

Comentarios