Lo más visto

Ley para la deuda del café no entró en vigor

El presidente Sánchez Cerén observó el decreto porque no se ha aprobado medidas financieras para el sector.
Enlace copiado
Ley para la deuda del café no entró en vigor

Ley para la deuda del café no entró en vigor

Enlace copiado

La ley temporal que establece que los bancos no pueden embargar a los cafetaleros salvadoreños que se encuentran en mora fue observada por el presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén. La ley fue uno de los acuerdos de la Mesa del Café y es de los puntos en los que más ha insistido la Asociación Cafetalera de El Salvador (ACAFESAL).

“Se observa que la pronta aprobación del Decreto N.º 948 no ha permitido desarrollar todas las acciones complementarias para lograr en plenitud la reactivación de la caficultura nacional; de manera que, ese decreto, al entrar en vigencia no cumpliría la finalidad para la cual ha sido aprobado (...) es recomendación del suscrito que la honorable Asamblea Legislativa apruebe todas las condiciones necesarias, principalmente las de índole financiera, para que el conjunto de acciones diseñadas en favor del sector caficultor, surtan los efectos esperados”, dice la observación que envió la presidencia a la Asamblea Legislativa.

La suspensión de embargos era parte de un paquete de medidas para la reactivación del café, acordado por el Gobierno y el sector. La idea es que los productores pudieran acceder a fondos para renovar sus fincas, pero muchos de ellos están endeudados y no son sujetos de créditos, por lo que se iba a buscar fondos para reestructurar la deuda, es decir que el Gobierno la adquiriría. Los cafetaleros se quedarían pagando al Estado y volverían a ser sujetos de crédito.

La suspensión de embargos era entonces una medida temporal, que tendría que estar acompañada de los fondos para la reestructuración de la deuda.

Ayer hubo una reunión entre ACAFESAL y otras instituciones, como el Banco Central de Reserva (BCR) y la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF), para analizar opciones de financiamiento para obtener $70 millones y reestructurar la deuda. Estos complementarían a $10 millones que vendrían del presupuesto de la nación, de los cuales $4 millones ya fueron desembolsados por Hacienda.

Omar Flores, presidente de la ACAFESAL, agregó que hay un problema con la redacción del decreto, y es que este dice “banca estatal”, pero no especifica al Banco de Fomento Agropecuario y al Banco Hipotecario, este último es el mayor acreedor del sector.

Dentro de la Mesa del Café, a la que desde la semana pasada pertenece ACAFESAL, se acordó buscar $150 millones para reestructuración.

Nora Mercedes de Miranda, presidenta del Banco Hipotecario, señaló que siguen dando créditos a cafetaleros y que la mora no siempre se debe a problemas como la roya o el exceso o falta de lluvia.

“En la medida que el banco se compromete con el sector, también ellos se tienen que comprometer pagando en la forma establecida, teniendo una buena moral de pago. Ahora, entendemos que ha habido problemas con fenómenos naturales (...) pero cuando nosotros evaluamos que el impago ha sido por esos factores, nosotros refinanciamos, pero cuando no se quiere pagar, ahí no estamos de acuerdo”, dijo.

ACAFESAL también anunció que se ha comunicado con la Asociación Nacional del Café de Guatemala (ANACAFE), el Instituto Hondureño del Café (IHCAFE), el Instituto de Café de Costa Rica (ICAFE) y el Consejo Nacional del Café de Nicaragua (CONACAFE) para proponer la creación de una Federación de Cafeteros de Centroamérica, que pueda hacer lobby para alcanzar mejores precios internacionales.

La gremial estima que en los mercados tradicionales del café se vende la taza a más de $3. Sin embargo, calcula que lo que el productor obtiene, por cada taza de café, es apenas $0.015.

Lee también

Comentarios