Lo más visto

Libertad financiera en casa

Enlace copiado
Libertad financiera en casa

Libertad financiera en casa

Libertad financiera en casa

Libertad financiera en casa

Enlace copiado
Por Alfredo Escalón M. Asesor financiero en Fisherman

El problema básico en el manejo de mis finanzas es que se ha vuelto un tabú el hablar de mi dinero. Como lo asociamos con el hecho de que tener dinero es señal de éxito, cuando tenemos problemas no queremos expresarlos, no buscamos ayuda, no sabemos cómo explicar nuestra situación, pues se ha convertido en un problema que da pena.

Aun a las personas que buscan ayuda vemos que les toma dos o tres sesiones para que cuenten todos los problemas financieros.

El paso número 1 para saber cómo manejo mi dinero es saber con cuánto dinero cuento cada mes. Esto debería ser nuestro salario menos los descuentos de ley, que son el ISR, la AFP y el ISSS. Esta cantidad es el dinero disponible que tenemos en el mes a mes para nuestros gastos de vida. Además de estos ingresos, contamos con nuestro aguinaldo y con nuestras vacaciones, que divididos entre 12 nos da el monto mensual de estos ingresos.

El monto total es el dinero disponible que tenemos mes a mes. Es con base en esto que debemos hacer nuestro presupuesto.

El paso número 2 es saber en qué estoy gastando mi dinero. No es posible tener libertad financiera si no sabemos a dónde va a para nuestro dinero. Hay que tomar el reto de controlar el dinero y saber en qué se gastó. Muchas veces nos sorprenderá saber que es en gastos pequeños que se nos va gran parte de nuestros ingresos. No hay manera de poder tener libertad financiera si no sabemos con exactitud cuánto dinero ganamos y cuánto dinero gastamos.

El paso número 3: los imprevistos. Así como existen gastos que son diarios, semanales, quincenales y mensuales también existen gastos que son cada dos, tres, seis y 12 meses. Estos gastos son muchas veces los que nos meten en problemas, se nos olvida que los tenemos que pagar; cuando nos sobra dinero en el mes a mes que debería ser para estos gastos, lo gastamos en otras cosas.

La manera correcta de hacer frente a estos gastos es identificar cuáles son, por ejemplo, el mantenimiento de mi casa, el mantenimiento correctivo y preventivo de mi auto, las vacaciones o los viajes, la matricula del colegio, los regalos, etcétera.

Hay que sumar todos estos gastos y dividirlos entre el número de meses que suceden, de esa manera sabré cuánto dinero tengo que guardar mensualmente para hacerles frente. Deberías guardar entre el 10 % y el 15 % de tus ingresos para hacerle frente a estos gastos. Eso se llama provisionar.

El paso número 4 es ahorrar para emergencias. Siempre en nuestra vida suelen suceder cosas para las cuales no planificamos. Estas son verdaderas emergencias. Para esto es necesario crear un fondo de emergencia que sea de por lo menos dos a seis veces el presupuesto de gastos mensuales. Este es el dinero que nos permitirá hacerle frente a un accidente o a un despido laboral.

El dinero de mi retiro tiene que salir mes a mes y no es negociable, necesito guardar entre el 5 % y el 10 % de mis ingresos para poder retirarme tranquilamente. Existe una gran posibilidad de llegar a mi edad de retiro por lo cual esto debería ser una prioridad en mis ingresos.

Si guardamos entre el 20 % y el 25 % de nuestros ingresos y aprendemos a vivir con el 75 %, nunca tendremos problemas financieros. Tener libertad financiera es 20 % de conocimiento y 80 % de comportamiento.

Ten valor y reescribe tu historia.

Tags:

  • opinion
  • fisherman
  • alfredo escalon
  • educacion financiera
  • ahorro
  • finanzas

Lee también

Comentarios