Lo más visto

Más de Economía

Llaman al gobierno a presentar presupuesto equilibrado

Economistas consideran que debido al endeudamiento por la crisis de la pandemia el presupuesto podría incluir un monto adicional de pago de deuda por $1,200 millones.

Enlace copiado
Presupuesto. El Gobierno tiene hasta el 30 de septiembre para presentar el proyecto de Ley del presupuesto general de la nación para el año fiscal 2021.

Presupuesto. El Gobierno tiene hasta el 30 de septiembre para presentar el proyecto de Ley del presupuesto general de la nación para el año fiscal 2021.

Enlace copiado

El presupuesto General de la Nación 2021 que el Gobierno debe presentar ante la Asamblea Legislativa debe ser “equilibrado y responsable”, advirtió la investigadora Carolina Alas de Franco, de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES).
Debe ser equilibrado porque tiene que incluir fondos para atender la pandemia de la covid-19 y responsable en el sentido de reflejar las metas fiscales para evitar problemas de falta de liquidez en el próximo año.

El Gobierno tiene hasta el 30 de septiembre como fecha límite para presentar el presupuesto que según adelantó el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, podría incluir más deuda, debido a los problemas económicos que ha causado la pandemia este año. 

“Todavía estamos terminando los detalles del presupuesto, tampoco queremos adelantar algo que vamos a presentar el día miércoles porque todavía puede haber un cambio” sostuvo Zelaya, quien prefirió no adelantar a la prensa el monto del proyecto de ley.

Sin embargo aclaró que el Presidente de la República ya definió que las prioridades del gasto serán en “educación, salud, empleo, vivienda y medio ambiente... vamos a dar a la población un presupuesto justo, que cumpla con las demandas y que cuide las finanzas públicas”, indicó.

El funcionario reconoció que el presupuesto aumentaría con respecto al del año pasado, cuando ascendió a $6 mil 426.1 millones, ya que —según justifica— no se puede lograr la recuperación económica si no se incrementa la inversión pública.

Y aunque no se atrevió a dar una cifra, adelantó que tal y como sucedió el año pasado, la propuesta que presentarían tendría también una brecha presupuestaria que se vería incrementada por la crisis y la caída en la recaudación. “Es imposible que la brecha no se incremente”, opinó el funcionario.

De acuerdo con las proyecciones de la CEPAL, El Salvador es el país que tendrá la mayor caída del PIB en la región. Y a pesar de que ya era el más endeudado de América Latina desde antes de la pandemia, es también el país que más dinero ha solicitado para enfrentar la crisis. 

En ese mismo sentido debe de “manejarse de manera disciplinada y responsable porque se puede estar gestando  una bomba de tiempo hacia el futuro” advierte De Franco.

Para el economista de FUNDE, Rommel Rodríguez, el Presupuesto 2021 será presentado fuera de una Ley de Responsabilidad Fiscal que daba una orientación de cómo evolucionaba el déficit a futuro, el resultado primario y la deuda.

Al no existir esa ley, el Gobierno tiene la libertad para presentar un presupuesto que estaría alejado de la sostenibilidad fiscal, pero que debe llevar incorporada la atención de la pospandemia y el cumplimiento de los derechos de los ciudadanos, es decir “el gasto social, cuáles serán sus prioridades en educación, salud y servicios sociales básicos”, dijo Rodríguez.

Aclaró que El Salvador se encuentra en un punto serio y grave que aun así puede manejarse ya que no se encuentra en  una situación de default (impago) o de quiebra, pero se deben de tomar las políticas necesarias para evitar llegar hasta ahí.

Para Rodríguez, el presupuesto de 2021 requerirá una partida más grande del pago del servicio de la deuda, que podría superar los $1,200 millones, lo que implicaría el 1.5 % o 1.8 % del PIB adicional.
“Otros organismos como Fusades hablan de una partida de $1 mil 700 millones, pero seria monstruosa... yo no creo que sea tan grande, pero sí definitivamente va a superar los $1 mil 200 millones”, consideró.

El investigador  de FUNDE recordó que como parte del equilibrio en el proyecto de ley del presupuesto, el gasto social siempre debe estar protegido, es decir que no debe de sufrir ningún tipo de recortes, y debe estar orientado a la sostenibilidad fiscal.

“El Presupuesto General de la Nación es un instrumento valioso si está bien elaborado para poder ver cuáles son las prioridades del Gobierno y las asignaciones, o si esta por metas y resultados para al final monitorear si se han cumplido”, concluyó al respecto De Franco.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines