Lo más visto

Más de Economía

Los azucareros ven poco viable el mercado chino por alto arancel

China aumentó impuesto a la importación en 2017, y en 2018 lo amplió a países como El Salvador. El país no ha exportado azúcar a China desde abril de 2018 por el arancel del 90 %. Cancillería instalará mesa ante fin de TLC Taiwán.

Enlace copiado
Cuota.  El Salvador tenía en Taiwán un mercado de acceso preferencial para 80,000 toneladas de azúcar, pero el tratado cesará el 15 de marzo.

Cuota. El Salvador tenía en Taiwán un mercado de acceso preferencial para 80,000 toneladas de azúcar, pero el tratado cesará el 15 de marzo.

Enlace copiado

Exportar azúcar a China es una alternativa poco viable, según el sector azucarero, puesto que el gigante asiático le aplicó a El Salvador una barrera arancelaria del 90 % en agosto pasado, el mismo mes en que ambos países acordaron abrir relaciones diplomáticas y que el Gobierno salvadoreño se comprometió a cesar sus relaciones con Taiwán.

China importa hasta 1.9 millones de toneladas de azúcar cobrando un arancel del 14 %, más allá de eso aplica un cobro del 40 %. En abril de 2017, el gigante asiático reportó a la Organización Mundial del Comercio (OMC) que después de una investigación constataron que habían "daños" por los aumentos en la importación de azúcar, de acuerdo con el reclamo que presentó Brasil ante dicho organismo.

Así la nación asiática aplicó una salvaguarda, es decir, un cobro adicional del 45 %, con lo cual el arancel quedaría en 95 %. Desde mayo de 2018 el cobro adicional bajó a 40 %, lo que suma un arancel de 90 %, y el próximo año el cobro bajará a 35 %, es decir, un arancel del 85 % para el ingreso de azúcar.

Esta fue ampliada a "todos los países en desarrollo" a partir de agosto de 2017, como lo constata una copia de la notificación que ese país envió a la OMC.

Por otra parte, con el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Taiwán, El Salvador puede enviar hasta 80,000 toneladas libres del pago de aranceles (impuestos). Esta preferencia está en riesgo debido a que el Gobierno denunció dicho tratado, y fijó como fecha límite para su cancelación el 15 de marzo próximo. De acuerdo con los datos del Banco Central de Reserva (BCR), el año pasado El Salvador exportó más azúcar a China, con unos $76.5 millones, que a Taiwán, a donde se vendieron a $19.3 millones. Sin embargo, el último envío a China fue en abril y desde entonces no hubo exportación; mientras que las ventas a Taiwán, aunque menores, siguieron hasta noviembre.

La acción del Gobierno salvadoreño han suscitado preocupación entre varios sectores de la industria azucarera. Sindicatos temen que caigan los empleos, mientras que productores e ingenios señalan que se está perdiendo un mercado preferencial sin contar con otra alternativa. Además, reclaman que el Gobierno nunca informó de la denuncia del TLC ni del plazo de finalización. Esta semana, sindicatos y gremiales presentaron un recurso de amparo y una demanda de inconstitucionalidad a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) reclamando que se violan varios principios y que el Ministerio de Relaciones Exteriores necesitaba contar con la aprobación de la Asamblea Legislativa antes de denunciar el TLC. El ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Castaneda, defendió su actuación al aseverar que es potestad de cancillería denunciar los tratados, amparándose en el Artículo 32 del Reglamento Interno del Órgano Ejecutivo y en la Convención de Viena.

La Asociación Azucarera de El Salvador difiere con esta posición. "El proceso está totalmente viciado de forma y de fondo", planteó Mario Salaverría, presidente de la gremial. "El problema de fondo es la incertidumbre que se está dando a los inversionistas", agregó. La gremial no considera que China sea una opción para el azúcar que ya no podrá ingresar a Taiwán debido a que los contratos para vender el producto fueron firmados con empresas taiwanesas, y bajo estándares especiales de calidad.

La semana pasada, la Embajada de China en El Salvador emitió un comunicado en el que dijo: "El mercado de China está abierto al azúcar salvadoreño" y "los importadores chinos son quienes pagan los aranceles y no los exportadores".

Para la Asociación Azucarera, esto no es así. "Si el arancel no nos afectara a los exportadores para qué negociamos tratados de libre comercio, para que esos países nos quiten los aranceles. Brasil puso una demanda a China ante la OMC. ¿Cree que si a los exportadores de azúcar brasileños no les afectara ese arancel se hubieran ido a quejar? Si están interesados en el azúcar que quiten ese arancel", cuestionó Julio Arroyo, director de la gremial.

Ayer, el canciller Carlos Castaneda invitó a los exportadores a integrarse a la mesa que conformarán con la República Popular China para contrarrestar los efectos del cese del TLC con Taiwán. "No corre ningún peligro el sector azucarero", dijo el funcionario.

Tags:

  • Azucareros
  • Taiwán
  • Mercado Chino
  • Alto Arancel

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines