Lujos y viajes marcaron gestión de Reyes en Asamblea

Palestina, Rusia, Suiza y Vietnam fueron solo algunos de los países visitados.
Enlace copiado
Lujos y viajes marcaron  gestión de Reyes en  Asamblea

Lujos y viajes marcaron gestión de Reyes en Asamblea

Lujos y viajes marcaron  gestión de Reyes en  Asamblea

Lujos y viajes marcaron gestión de Reyes en Asamblea

Enlace copiado
En mayo de 2012 la Asamblea Legislativa eligió a Othon Sigfrido Reyes Morales como su presidente por tres años. No pasaría mucho tiempo sin que sus afición por el gasto con el dinero de los contribuyentes saliera a la palestra pública.

En diciembre de ese año, Reyes Morales avaló más de $200,000 para una fiesta navideña, compra de licor y regalos.

Adicionalmente, autorizó más de $160,000 para la compra de 25 obras de arte, algunas de las cuales costaban $15,000.

Esa información fue mantenida en secreto por Reyes Morales hasta que la Sala de lo Constitucional ordenó su divulgación atendiendo un amparo de un ONG.

Fue así como se supo que entre las compras navideñas estaban pañuelos de seda, carteras en piel y pines de oro. Lo anterior chocaba con una disposición del Ministerio de Hacienda de prohibir las fiestas navideñas con dinero de los contribuyentes. Ni Hacienda ni el Tribunal de Ética (que abrió un expediente) censuraron las compras.

Reyes Morales, quien tenía el mayor de los salarios de los diputados por ser presidente del congreso, devengaba mensualmente $5,781 y a pesar de tener capacidad de costearse su transporte propio se desplazaba en una camioneta de lujo modelo (ver foto arriba) que le proporcionaba la Asamblea Legislativa.

Pero al igual que muchos de sus colegas, al efemelenista le gustaba viajar por el mundo y solo entre enero de 2014 y febrero de 2015 habría gastado casi $25,000 en boletos aéreos para volar a países y continentes diferentes. Este monto no incluía los desembolsos por viáticos.

El boleto más caro que lo salvadoreños habrían pagado por un viaje de Reyes fue el que hizo a Rusia en mayo de 2014 que tuvo un costo de más de $8,000.

Entre sus viajes polémicos figura uno a Suiza donde habló en contra de la Sala de lo Constitucional, posteriormente, viajó a Palestina a solidarizarse por los ataques que hacía Israel, nación que, por cierto, anunció el cierre de su embajada.

Como despedida, en marzo de 2015, el ahora presidente de PROESA partió a Vietnam, México, Panamá y Cuba.

Lee también

Comentarios

Newsletter