Maestros culpan al GOES por bajas pensiones

Dicen que entre los bajos intereses pagados por el Estado y las altas comisiones de las AFP los ahorros son muy pocos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Los maestros agremiados en Bases Magisteriales culpan al Gobierno por las bajas pensiones que están recibiendo, especialmente las maestras que comenzaron a jubilarse este año y que ya no están cubiertas por el decreto 100.

El decreto, aprobado en 2006 durante la administración de Antonio Saca, reformó la Ley del Sistema de Ahorro Previsional para que los denominados optados –trabajadores que cotizaban al ISSS o INPEP y se pasaron voluntariamente a una AFP– mantuvieran los beneficios que habrían tenido con el sistema de reparto, es decir, pensiones equivalentes a entre 60 % y 70 % de su último salario.

Como los ahorros de estos trabajadores no alcanzan para cubrir el nivel de pensión, es el Estado el que debe complementarlas. Por eso el pago para los optados se incluye en la denominada deuda previsional que, junto con las pensiones de los jubilados del ISSS y del INPEP, suma cerca de $24,000 millones, según cifras oficiales.

Como el decreto 100 solo favorece a los trabajadores nacidos antes del 17 de abril de 1962, este año comenzaron a jubilarse las primeras mujeres fuera de ese beneficio. En El Salvador, la edad para el retiro es de 60 años para los hombres y de 55 para las mujeres, por ello, han sido mujeres las primeras que se han encontrado con que su pensión se calculará según sus ahorros y su expectativa de vida y recibirán apenas una fracción de su último salario.

“Los obligados estamos sufriendo un vejamen. El Gobierno nos estranguló con esos bajos intereses por la compra de los CIP para el fideicomiso de pensiones (títulos que las AFP compra con el ahorro de los trabajadores, para poder pagar las pensiones del ISSS y del INPEP). Nuestros poquitos fondos ahorrados nunca estuvieron invertidos en nichos que nos permitieran tener una mejor tasa de rentabilidad”, dijo Paz Zetino, de Bases Magisteriales.

Explicó que tienen casos de profesoras con salarios de $900, a quienes las AFP les han dicho que su pensión será de $220. Ellas han optado por no firmar para concluir el proceso de jubilación. “Están en un limbo fiscal”, lamentó.

Bases Magisteriales está en un proceso de consulta, previo a la movilización el próximo 25 de agosto, en el que exigirá al Gobierno la ampliación del decreto 100 para los maestros con salarios menores a $1,500 mensuales y para pedir la nivelación de los sueldos de los docentes.

Lee también

Comentarios

Newsletter