Mercado de valores en EUA vuelve a cerrar con pérdidas

El analista Mauricio Choussy detalla cómo estas variaciones se llegarán a observar en la actividad económica de El Salvador.
Enlace copiado
Mercado de valores en EUA vuelve a cerrar con pérdidas

Mercado de valores en EUA vuelve a cerrar con pérdidas

Mercado de valores en EUA vuelve a cerrar con pérdidas

Mercado de valores en EUA vuelve a cerrar con pérdidas

Enlace copiado
Las primeras sesiones del año para Wall Street, el mercado de valores más famoso en el continente americano, están marcadas por una fuerte caída en los movimientos de intercambio de acciones. Lo mismo sucedió en las bolsas de América Latina, en las de Europa y en Asia. El motivo fue un desalentador inicio en la actividad económica de China que se conoció el lunes 4 de enero y la cotización del petróleo en Oriente Medio, dos termómetros que sirven para identificar la tendencia en el resto del mundo.

Wall Street es la plaza más famosa de Estados Unidos y un referente mundial. Los inversionistas siguen de cerca el comportamiento del Dow Jones de Industriales, el más representativo de la actividad; el Nasdaq, especializado en la industria de la tecnología; y el S&P 500, el más diverso y con más tamices de todos. En la sesión de ayer, el Dow Jones cayó 1.47 % y quedó en 16,906.51 puntos, según Efe, debido a las tensiones entre países que producen petróleo en Oriente Medio y que afectan la producción y distribución del crudo. Además, desde China trascendió que en diciembre la industria de servicios llegó a su punto más bajo de actividad en 17 meses. Igual que el lunes, el contagio fue mundial: la bolsa de Brasil perdió 1.52 % y la de México 0.83 %. Las plazas más consultadas en Europa también perdieron, por ejemplo, un 0.9 % en la de Alemania y en Corea del Sur fue de 0.3 %.

De acuerdo con el analista Mauricio Choussy, esta inestabilidad en los mercados de valores en Estados Unidos y el contagio al resto del mundo se observarán en El Salvador con un relativo rezago. Sin embargo, es posible esperar una competencia por atraer inversionistas y ahorrantes. En cambio, en las naciones con un mercado de valores más desarrollado habrá efectos adversos, más que todo por la volatilidad.

“Las crisis bursátiles afectan a las empresas que ya cotizan en los mercados internacionales, o que emiten deuda en esos mercados”, explicó Choussy. “En El Salvador se podrían ver efectos en unos seis meses y no sería en la misma medida”, agregó.

Además, el exfuncionario aclaró que este tipo de situaciones afecta más las inversiones que se hacen con una tasa variable en el tiempo, pero no así a las que tiene una tasa o renta fija. Por ejemplo, en El Salvador más del 60 % de la deuda del Gobierno (con garantía soberana) tiene tasas fijas de pago y los fondos de pensiones están colocados, por completo, en renta fija, según información oficial.

En los mercados de valores las empresas ponen a disposición sus acciones para que una mayor parte del público les ayude a financiarse y, como retorno, obtengan una rentabilidad. Muchas familias estadounidenses de clase media y alta acuden a la inversión bursátil como una fuente de ingreso diferente al ahorro y a los ingresos ordinarios. Choussy recordó que en Estados Unidos la participación en el mercado de valores está mucho más consolidada que en las economías como las centroamericanas: “Allá, cuando la gente pierde en la bolsa, entonces se reduce el consumo”. Con la baja demanda llega el efecto hacia otras actividades de la economía.

¿Y qué más se puede esperar para El Salvador y los países de la región? Choussy detalló situaciones que reflejan las decisiones que están tomando los usuarios para manejar su dinero, en la búsqueda de destinos más estables. Primero, una mayor tasa en los ahorros locales. El Banco Central de Reserva (BCR) muestra que los depósitos a plazo tienen una tasa de 3.84 % para 30 días y de 4.50 % para 360 días. De acuerdo con los datos que publica la Asociación Bancaria Salvadoreña (ABANSA), la tasa correspondiente a los depósitos ha subido el doble desde 2011. “Frente a la incertidumbre en las bolsas, los bancos buscan atraer al inversionista con tasas más atractivas”, dijo el analista y exfuncionario. Además, los que se salen de las plazas volátiles buscan “refugio” en el oro. Según las cotizaciones internacionales del oro, el precio por onza de este metal se disparó $15 en una sesión y pasó de $1,060 hasta casi $1,075 solo el lunes 4 de enero. Ayer subió $1,091 por onza.

El petróleo de Texas, referencia para el continente, bajó ayer a $33.97 por barril, el nivel más bajo desde diciembre de 2008.

El lunes –las sesiones se celebran a diario– el Dow Jones perdió el 1.58 % de su valor y quedó en 17,148.94 unidades; en la bolsa de Brasil, el índice Ibovespa perdió el 2.79 %; y en México, el índice IPC perdió el 2.01 % de su valor. Luego, al otro lado del océano Atlántico, las agencias reportaron que la plaza de Fráncfort (Alemania) perdió 4.28 % y en la de Milán (Italia) la caída fue de 3.20 %.

Tags:

  • dow jones
  • wall street
  • el salvador
  • inversiones
  • depositos
  • finanzas

Lee también

Comentarios

Newsletter