Molsa inició 4 demandas contra harinera hondureña

Molinos de El Salvador dice que la importadora Unimerc vende a precios por debajo del costo. Los acusan de competencia desleal.
Enlace copiado
Enlace copiado
<p>La empresa harinera Molinos de El Salvador (MOLSA) inició cuatro demandas simultáneas contra Unimerc, de capital hondureño, por entrar a competir en el mercado nacional con prácticas que consideran desleales.</p><p>El viernes de la semana pasada presentaron tres demandas en sede salvadoreña y una más en Honduras, donde están los molinos de Unimerc. </p><p>Eduardo Arias Rank, abogado de MOLSA, explicó que los precios a los que Unimerc vende la harina de trigo han bajado tanto que podrían incluso estar vendiendo abajo del costo de producción.</p><p>Esto ha provocado, agregó, una notable distorsión en las ventas locales, más que todo por la dificultad para igualar los precios que ofrece la competencia del país vecino. Arias mencionó que, en cuestión de 14 meses, Unimerc ganó el 15.6% del mercado. Del resto, el 43.75% lo mantiene MOLSA y el 40.60% está en manos de la producción de Harisa.</p><p>En Honduras, el quintal de harina de trigo está a $24 y en El Salvador, la empresa demandada lo vende a $16.50. MOLSA lo vende, sacrificando su margen de rentabilidad, a $19. “Tenemos pérdidas como nunca hemos registrado”, explicó.</p><p>La diferencia en los costos dio la pauta para sospechar que era un riesgo calculado. “Lo compensan con lo que obtienen de Honduras y cuando la práctica desleal termine, desplacen a quien desplacen, Unimerc recuperará sus pérdidas”, aseguró Arias.</p><h2>Los procesos</h2><p>Una de las demandas se dirigió al Ministerio de Economía (MINEC), bajo la acusación de “dumping” (vender a precios bajos para eliminar a la competencia).</p><p>La práctica se caracteriza precisamente por ingresar productos a un país con precios artificialmente bajos, que no se ajustan a la estructura de costos para una empresa similar. Esto está prohibido por el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT, en inglés) de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Honduras y El Salvador son signatarios de estos acuerdos y pueden usarlos en su defensa.</p><p> “Todo el trigo para Centroamérica viene desde Estados Unidos, porque todos compramos ahí y tenemos el mismo costo”, dijo el representante de MOLSA. Esto les permitió concluir que Unimerc no estaba guardando ni siquiera el precio referencia del trigo.</p><p>La otra demanda se interpondrá en el Tribunal Civil y Mercantil de El Salvador, por competencia desleal.</p><p>Entre los múltiples argumentos que presentó MOLSA en la sede judicial, está la venta con pérdida para eliminar a un competidor “de forma sistemática y continuada... con el ánimo de atraerse clientela indebidamente”. Arias Rank insistió en que los precios de Unimerc “son insostenibles en esta industria”.</p><p>Finalmente, acudieron también a la Superintendencia de Competencia (SC), acusando a los hondureños de prácticas anticompetitivas que violan el artículo 30 de la Ley de Competencia.</p><p>Hicieron lo mismo en la institución homóloga de Honduras, casa de Unimerc y nuevo destino de inversión que había elegido MOLSA para construir un molino. Sin embargo, con la construcción a medias ya habían comenzado a exportar unos 40,000 quintales mensuales.</p><p>Los documentos que llevó la representación legal de MOLSA a la SC constan que los hondureños tienen toda la capacidad para desplazar a las harineras que ya están instaladas en El Salvador. Si alcanzan una cuota mayoritaria en el mercado, temen que podría subir los precios a su antojo, para recuperar las ventas baratas.</p><p> “Aquí estamos buscando que la institucionalidad del país funcione”, comentó el abogado de los molinos salvadoreños.</p><p> “Para nosotros es excelente que haya competencia en el país, pero que se haga cumpliendo las reglas. Ellos entraron por la puerta de atrás”, denunció.</p><p>&nbsp;</p>

Tags:

  • economia
  • nacional

Lee también

Comentarios

Newsletter