Lo más visto

Más de Economía

Moody's baja calificación crediticia del país por falta de acuerdo político

La calificadora degradó al país hasta una B3 que, según la misma entidad, es un grado especulativo, con alto riesgo crediticio y pobre calidad de crédito.
Enlace copiado
Moody's baja calificación crediticia del país por falta de acuerdo político

Moody's baja calificación crediticia del país por falta de acuerdo político

Moody's baja calificación crediticia del país por falta de acuerdo político

Moody's baja calificación crediticia del país por falta de acuerdo político

Enlace copiado
El Salvador volvió a ser objeto de una baja en su calificación crediticia. Esta vez fue la agencia Moody's la que degradó al país, y lo bajó desde el B1 que tenía, hasta un B3, con perspectiva negativa, es decir, con probabilidades de que baje aún más.

Ya en agosto de este año la agencia había bajado la calificación del país, desde Ba3 a B1, con una perspectiva negativa que, finalmente, se concretizó en una nueva baja. Esta calificación corresponde, según las definiciones de Moody's, a emisores de deuda considerados de alto grado especulativo, con riesgo crediticio alto y baja calidad de crédito.

“La baja de la calificación se debe a algunos factores clave, como el incremento significativo en el riesgo de liquidez, ya que el Gobierno enfrenta presiones financieras y se ha visto forzado a priorizar pagos, mientras que la deuda de corto plazo aumenta y se acerca a niveles que desafían la capacidad y la voluntad de la banca local para absorberla”, dijo Moody's.

La calificadora se refiere a la deuda de Letras del Tesoro (LETES), papeles que emite el Estado, con vencimientos menores a un año, y que actualmente suman un saldo de más de $1,027 millones. Los principales compradores de estos papeles son los bancos, pero recientemente el Gobierno ha tenido problemas para vender toda la cuota de LETES que pone a la venta en el mercado.

A esto se suman problemas de falta de fondos para otros pagos, como las transferencias de fondos a las alcaldías o el pago a los pensionados de la Fuerza Armada. El Ejecutivo ha pedido que se le aprueben $1,200 millones en bonos para poder pagar el saldo de LETES y hacer frente al déficit presupuestario para lo que falta del año.

Sin embargo, no se ha logrado un acuerdo, ya que el Gobierno insiste en que necesita los $1,200 millones en bonos, y ARENA, el principal partido de oposición, ha contrapropuesto una emisión parcial de $550 millones.

“Yo, como ministro de Hacienda, sostengo que un acuerdo parcial no es una solución, de hecho creo que a estas alturas ya debería haber un acuerdo global, para que se manden mensajes positivos a toda la comunidad internacional”, dijo Carlos Cáceres, titular de Hacienda. “Un acuerdo parcial, el dinero podría estar viniendo a mediados de diciembre o en enero, y eso significaría que no habría liquidez más que para lo que estamos haciendo con todas las limitaciones posibles que tenemos ahora”.

Sin acuerdos

El segundo factor que, según Moody's, le llevó a bajar la calificación, es precisamente la falta de acuerdos en la Asamblea Legislativa, que ha dejado al Gobierno sin la aprobación para emitir bonos y refinanciar su deuda de corto plazo.

“La perspectiva negativa refleja el riesgo de que no se logre un acuerdo entre las principales fuerzas políticas, mientras se extienden los problemas de financiamiento del Gobierno y aumenta la posibilidad de un evento crediticio”, indicó la calificadora. “Pese a que Moody's no califica la deuda de corto plazo de El Salvador, la complicada situación fiscal puede impactar el perfil crediticio de la deuda de largo plazo”.

El Salvador no ha caído en impago desde 1983.

Tags:

  • moodys
  • agencias calificadoras
  • riesgo crediticio
  • el salvador
  • b3
  • ministerio de hacienda
  • deuda
  • letes
  • impago

Lee también

Comentarios