Lo más visto

No se ha pagado el subsidio a la energía este año

La deuda a marzo sumaba $17.6 millones, según las distribuidoras de energía.
Enlace copiado
No se ha pagado el subsidio a la energía este año

No se ha pagado el subsidio a la energía este año

Enlace copiado
En el Presupuesto General de la Nación 2017 no se incluyeron varias partidas presupuestarias que serían necesarias durante el año. Cosas como el pago a los fondos de pensión, las pensiones del IPSFA y el subsidio a la energía aparecen en el presupuesto con partidas mucho menores a las que en realidad debieron asignarse.

El subsidio a la energía eléctrica, por ejemplo, requeriría este año cerca de $45 millones, pero en el presupuesto aparece con una asignación de $100. El resultado es que, a la fecha, las distribuidoras de energía no han recibido los pagos del subsidio que han aplicado a las facturas de los consumidores beneficiados durante el año.

De enero a marzo, la deuda suma $17.6 millones, de los cuales $13.9 millones corresponden a las distribuidoras del Grupo AES (CAESS, EEO, CLESA, DEUSEM), y $3.7 millones, que corresponden a Delsur.

El Gobierno mantiene un subsidio para poco más de 1 millón de hogares. A estos no se les cobra la tarifa plena por el consumo de energía, sino una cuota diferenciada.

Las administradoras cobran esta tarifa preferencial y luego es el Estado el que les traspasa los fondos para completar la diferencia con la tarifa de mercado. Sin embargo, desde el año pasado se han dado retrasos en estos pagos, y las administradoras han asumido el costo financiero de estos.

Para principios de 2017, los retrasos en el pago del subsidio a las distribuidoras comenzaron a afectar a todo el sector de energía, e incluso generadores de Guatemala dejaron de exportar energía a El Salvador porque no se les cancelaba a tiempo.

En años anteriores, el subsidio a la energía ha costado alrededor de $100 millones al año. En 2017 el monto será menor porque el Gobierno ha combinado una reducción en la cantidad de hogares subsidiados con una reforma en la manera en la que se calcula dicho beneficio: antes el subsidio implicaba descuentos de $9 en promedio por cada factura, pero ahora el tope es de $4 por hogar, según su consumo.

Lee también

Comentarios