OACI revisará seguridad en aeropuertos de ES este año

Técnicos de la organización que da las directrices para la aviación civil internacional harán una visita al país para evaluar si este cumple con sus normativas para mantener la categoría.
Enlace copiado
Saturación.  El aeropuerto Monseñor Romero ha superado su capacidad de atención de pasajeros. Las autoridades aún no definen cómo pagar su ampliación.

Saturación. El aeropuerto Monseñor Romero ha superado su capacidad de atención de pasajeros. Las autoridades aún no definen cómo pagar su ampliación.

OACI revisará seguridad en aeropuertos de ES este año

OACI revisará seguridad en aeropuertos de ES este año

Enlace copiado
El Salvador deberá aprobar la auditoría que la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) hará en octubre de este año si desea conservar la categoría de país que esta autoridad mundial de la aviación concede.

El presidente de la Autoridad de Aviación Civil (AAC), René López, informó que la institución ha iniciado una serie de reuniones con entidades gubernamentales y operadores aéreos para prepararse ante la inminente prueba. La última auditoría de este tipo que se le hizo al país fue en 2006.

López explicó que hoy en día la OACI agrupa a los países entre los que cumplen sus lineamientos de seguridad en los aeropuertos y los que no. Los que sí lo hacen acceden a la categoría.

El Salvador obtuvo la categoría de la OACI en 2002. En Centroamérica, Guatemala y Costa Rica son los otros dos países que cuentan con el aval de la OACI.

Según dijo el funcionario, la principal ventaja de contar con la categoría de la organización es que desde el aeropuerto salvadoreño se pueden generar vuelos directos hacia Estados Unidos

“Por eso está el ‘hub’ de Avianca acá en nuestro país, porque los vuelos de Honduras, de Belice, los de Nicaragua generan para acá y de que aquí salen para Estados Unidos. No tener la categoría les limita para que puedan efectuar vuelos directos hacia Estados Unidos”, apuntó López.

El personal de la OACI que vendrá en octubre al país podría revisar los 19 anexos exigidos o solo algunos de estos, explicó la AAC. Entre estos está el 17, el cual se refiere a la seguridad del Estado.

López detalló que para esto se ha conformado un comité de seguridad de la aviación compuesto por el ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez; el ministro de Seguridad, Benito Lara; el ministro de Defensa, David Munguía Payés, y su persona.

Este comité debe de estar atento a cualquier atentado o secuestro de avión o algún incidente con operadores para dar una respuesta a la emergencia. Si no existe un caso como este, el comité debe revisar de manera periódica los planes de seguridad.

“Cuando hablamos de seguridad no solamente sería un atentado, sino que también el tema del ébola, porque al final es seguridad nacional”, agregó López.

En el anexo de facilitaciones la OACI revisaría el anexo 9 referente al trabajo institucional en cuanto a los servicios que se les brinda a los pasajeros.

“Ellos evalúan las facilidades que tienen los usuarios de los aeropuertos, qué tanto Migración se pone como obstáculo o qué trato está dando la Policía”, dijo López.

Esta es la parte en la que aún debe trabajar la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), la entidad estatal a cargo de la administración del aeropuerto.

En los últimos tres años la autónoma ha invertido en la adquisición de equipos para la navegación aérea, en la remodelación de la pista, instalación de nuevos aires acondicionados y remodelación de baños, pero todavía falta ampliar las instalaciones de la terminal, que lucen abarrotadas de pasajeros en los bancos de vuelos de la mañana, mediodía y noche.

Un pasajero que llega al país en alguno de estos bancos de vuelo puede demorar más de una hora para hacer sus trámites en el área de Migración. Aunque se colocaron 14 puentes de abordaje nuevos, no todas las naves hacen contacto físico con la terminal, por lo que los pasajeros deben caminar para subir o bajar hasta el avión o usar autobús para ese fin.

Un aspecto pendiente es la segregación de pasajeros, es decir, que las personas que salgan del país no se encuentren con las que van llegando. LA PRENSA GRÁFICA solicitó a CEPA su opinión respecto de los preparativos, pero hasta el cierre de esta nota la entidad no se había pronunciado.

Empero, López confía en que el país está preparado para la auditoría. El responsable de Aviación Civil dijo que en 2014 pidió una revisión previa a la Agencia Centroamericana de Seguridad Aeronáutica (ACSA). “Con las observaciones que ellos han detectado estamos con la hoja de ruta para poderlas solventar”, aseguró.

Entre lo que aún está pendiente de mejorar están los procedimientos para la emisión de licencias y que los reportes de inspectores a los operadores sean más apegados.

“No hay nada que no se pueda superar”, confió López.

Certificación local

En diciembre de 2014, la Autoridad de Aviación Civil (AAC) renovó el certificado de operación para la seguridad aérea al aeropuerto Monseñor Romero. Esto significa que la terminal puede operar por cinco años más.

“La certificación significa que ha cumplido toda la normativa de ley para poder operar, es decir, que es un aeropuerto seguro”, explicó en esa ocasión López.

Todos los aeropuertos deben estar certificados por su respectiva autoridad de aviación civil en Centroamérica, “pero no todos tienen la categoría que cumplen con toda la normativa internacional” que extiende la OACI, aseveró el presidente de la AAC.


Tags:

  • oaci
  • aac
  • el salvador
  • seguridad
  • aeropuertos
  • revision

Lee también

Comentarios

Newsletter