Lo más visto

Más de Economía

OIC advierte que el café perderá su rentabilidad

El Salvador es uno de los países que no podrá sostener la actividad durante mucho tiempo. Los productores tienen pérdidas de $181 por hectárea.
Enlace copiado
Rentabilidad.  Los cafetaleros no tienen los suficientes ingresos como para considerar que puedan seguir invirtiendo en café, según la OIC.

Rentabilidad. Los cafetaleros no tienen los suficientes ingresos como para considerar que puedan seguir invirtiendo en café, según la OIC.

OIC advierte que el café perderá su rentabilidad

OIC advierte que el café perderá su rentabilidad

Enlace copiado
El Salvador es uno de los países productores donde el cultivo y la exportación de café ha perdido su capacidad para ser sostenible en el largo plazo, según el estudio más reciente de la Organización Internacional del Café (OIC). Los bajos precios de venta al mundo han afectado a todos los países productores. Pero en El Salvador es más complicado, por la dificultad para superar la crisis que estalló en 2012 con la infestación de roya.

“Hay una preocupación generalizada en el sector cafetero de que una fase prolongada de precios bajos del café podría afectar negativamente a la oferta de grano de café de alta calidad y tener efectos perjudiciales en los ingresos de las familias de las comunidades caficultoras”, consignó la OIC en el informe “Evaluación de la sostenibilidad económica de la producción de café”, correspondiente a septiembre de este año.

El café de calidad es el que recibe mejor precio, pero al mismo tiempo es el que requiere más cuidados y más tiempo. Las exportaciones del grano salvadoreño son, en un 83 %, de alta calidad.

“En la pasada década El Salvador perdió terreno como país productor de café”, indicó la OIC en su informe. De hecho, el estudio de la OIC muestra que la rentabilidad es negativa, es decir, es mayor el gasto que hace el productor en comparación con el beneficio que le deja el cultivo.

“Dado que la rentabilidad es negativa, no puede darse por seguro que la producción de café sea viable a largo plazo”, destacó la organización mundial.

Cambios en los precios

En el país la producción llegó a ser de cuatro millones de quintales a inicios de los años ochenta. El siguiente pico de producción fue en la cosecha 2010/2011, cuando fueron 2.6 millones de quintales. La más reciente es de 778,355 quintales.

“En comparación con los productores de Colombia, que pudieron beneficiarse de un programa de replantación en gran escala apoyado por el Gobierno, los productores de café de El Salvador fueron menos capaces de responder con eficacia a la crisis de la roya”, que apareció con fuerza en 2012, agregó la OIC.

El informe detalla que los ingresos por la caficultura son ahora la mitad en comparación con el promedio de los últimos 10 años.

La productividad bajó también de 11.4 quintales por manzana hasta 4.6 quintales.

El precio pagado al productor, o precio interno, pasó de $0.181 por libra a $0.79. El costo de producir bajó, pero por los altos niveles de desempleo. Pasó de $1,400 por hectárea a $1,300.

Además, las pérdidas posteriores a la recolección fueron, en promedio de $181 por cada hectárea.

Con estos datos, la OIC concluyó: “Es evidente que los agricultores que incurren en pérdidas de explotación (poscosecha) no pueden efectuar las inversiones necesarias para replantar y modernizar las plantaciones que ya tengan”.

Tags:

  • cafe
  • el salvador
  • caficultura
  • crisis
  • roya
  • OIC
  • informe

Lee también

Comentarios