Lo más visto

Más de Economía

Oportunidades de crecimiento en la crisis

La industria farmacéutica salvadoreña ha sabido adaptarse a las nuevas demandas por la pandemia. Las exportaciones muestran una recuperación.

Enlace copiado
Las exportaciones del sector a junio muestran una ligera reducción comparadas con el año pasado.

Las exportaciones del sector a junio muestran una ligera reducción comparadas con el año pasado.

Enlace copiado

"Las oportunidades surgen de las necesidades", expresa Carmen Estela Pérez, presidenta de Asociación de Industriales Químico-Farmacéuticos de El Salvador (INQUIFAR), al referirse a cómo este sector ha sabido adaptarse al contexto retador y encontrar nuevas alternativas en su producción ante la pandemia del covid-19.

Pérez la describe como una industria "fuerte, que cumple estándares internacionales y se ha reconvertido ágilmente" para responder en medio de la pandemia y ha encontrado las maneras de seguir trabajando aún en medio de las restricciones que se tienen.

Lo que han hecho varios laboratorios locales es abrir nuevas líneas de producción para insumos de higiene, como alcohol gel y amonio cuaternario, y algunos se han enfocado en producir multivitamínicos y minerales específicos.

Además, al ver la necesidad, se ha dado mucha importación y distribución de equipo de protección como mascarillas, guantes y trajes, con lo que se hizo una diversificación de las líneas de negocios.

Por otro lado, todo el coctel de medicamentos y multivitaminas que está utilizando el Ministerio de Salud para el tratamiento de pacientes con covid-19 es producido localmente.

"Ya se cuenta con producción local de hidroxicloroquina, hay más productores de ivermectina y se han hecho reformulaciones por la investigación de la importancia de los multivitamínicos", señala Pérez.

Pero la líder de la gremial aclara que aunque la industria local no haya cerrado operaciones en este tiempo por las cuarentenas domiciliares o paralización de la actividad productiva, no quiere necesariamente decir que "está bien" o que, como dicen, "se ha vendido como nunca".

Una muestra de los retos para el sector es que las ventas al extranjero, especialmente al resto de la región centroamericana, se redujeron en el primer trimestre del año.

Los datos de las exportaciones brindados por INQUIFAR indican que hasta febrero subieron 1 % comparado con el mismo periodo del año pasado, luego, en marzo y abril, cayeron más del 2 % y, a junio, se tienen exportaciones por un valor acumulado de $80.6 millones, que es apenas 0.25 % menos que el acumulado de 2019.

La pandemia del covid-19, opina la presidenta de INQUIFAR, ha evidenciado la importancia de tener una industria farmacéutica local robusta y sólida, con la capacidades y calidad internacional que le permita proveer el medicamento esencial a la población, es decir, los medicamentos más básicos para cubrir el perfil epidemiológico del país.

En cuanto al comportamiento de las exportaciones, señala que los últimos dos meses hubo un crecimiento en exportaciones que vino a compensar lo perdido en marzo y abril. "Se espera que con un 1 % que tuviera de crecimiento, sería satisfactorio, espero que el segundo semestre sea aún mejor", apunta.

Reconversión

Uno de los actores más importantes en el mercado local y como exportador es Laboratorios Vijosa.

Esta compañía ha diversificado la oferta de sus productos al agregar a su portafolio vitamínicos y minerales especificados en los protocolos de tratamiento para covid-19, con el fin de abastecer a la población.

Mónica Saca, directora corporativa, indica que, como empresa líder en el sector, siempre se ha caracterizado por ser un referente en tecnología e innovación y, en algunos casos, hay países que eliminaron aranceles a la importación a dichos productos.

"Una vez más, ha quedado en evidencia la importancia de Vijosa en la industria farmacéutica nacional, por ser una empresa vanguardista, con la capacidad reaccionar y de poder fabricar medicamentos eficaces, de la más alta calidad y a precios accesibles para poder suplir las necesidades de la población", dice Saca.

Otra compañía que ha encontrado una oportunidad en este contexto complicado es Laboratorios Paill, de Grupo Paill.

Rafael Cárdenas, director comercial, dice que este será "un año complejo, cambiante y con muchos retos" y el sector experimenta "cambios sustanciales" que implican retos para mantener los niveles de operación normal, puesto que las materias primas para la fabricación de los medicamentos ha experimentado agotamientos.

A juicio de Cárdenas, la industria inició el año con buenas perspectivas; sin embargo, a finales del primer trimestre "todo cambió drásticamente": nuevos patrones de demanda, agotamiento de materias primas, costos elevados de fletes, restricciones de movilidad, cierre de algunas fronteras y limitada operación de proveedores claves, han sido algunos de los factores que han llevado a la industria a tener que rediseñar estrategias, modelo de negocios y operación.

Apoyo

Como parte de su Responsabilidad Social Empresarial (RSE), la industria farmacéutica ha apoyado a diversos sectores con equipos es insumos para el combate de la pandemia.

En el caso de Vijosa, hizo el donativo de 30,000 dosis de ZINC 50mg al Gobierno de El Salvador. También ha hecho contribuciones económicas, como la realizada con la iniciativa "Fondo de la Solidaridad" para la adquisición de 20,000 pruebas de detección de covid-19 y 10,000 kits de equipo de protección personal para los profesionales de salud.

Saca indica que también han realizado donaciones de medicamentos a Fundación Ayúdame a Vivir, para el personal de la Brigada Especial de Seguridad Militar, el Estado Mayor General de la Fuerza Naval y los Comandos de Fuerzas Especiales.

Por su parte, Grupo Paill, en su programa de RSE "Así Construimos el Mañana", ha donado más de $300,000 en medicamentos a la fecha.

De manera coordinada con el Gobierno salvadoreño, apoyó para abastecer a centros médicos y hospitales. Dentro de las donaciones realizadas están: producto especial para pacientes en UCI del Hospital San Rafael, entrega de kits a elementos de la Fuerza Armada de El Salvador y Policía Nacional Civil, donaciones a Hospital Militar Central, Hospital San Juan de Dios en San Miguel, así como a otras entidades.

"Hemos apoyado a la Alcaldía de San Salvador, ya que somos el laboratorio del Centro Histórico y queremos impactar a nuestras comunidades aledañas", dice Cárdenas.

Proyecciones

Los expertos de la industria farmacéutica coinciden en que todavía es prematuro a este momento predecir si lograrán un crecimiento para finales de este año o el impacto final que se tendrá en el sector.

"Se han dado diversas situaciones que hacen complejo el análisis y proyecciones que habitualmente se realizan, la estadística y los aspectos antes mencionados han cambiado tanto, que la apuesta para este año es al menos lograr mantener operando al laboratorio con todas las nuevas disposiciones de seguridad", dice el ejecutivo de los Laboratorios Paill.

Saca agrega que los impactos más fuertes y certeros que esta pandemia dejará en El Salvador y el mundo entero es en la economía. "Esta pandemia ha venido a frenar las curvas de crecimiento económico en todas las áreas de actividad de los países, y sabemos que las ventas y exportaciones de medicamento no serán la excepción", dice.

Tags:

  • oportunidades
  • pandemia
  • industria
  • farmaceúticas
  • laboratorios
  • multivitamínicos
  • medicinas

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines