Pagarán a los jubilados ISSS e INPEP con más endeudamiento

El sistema que estuvo funcionando hasta 1998 exige millones de dólares en compromisos vigentes con los jubilados. Para cumplir, el Gobierno continuará acudiendo a deuda de largo plazo.
Enlace copiado
Pensiones.  Las pensiones forman parte del sistema de seguridad social y son obligación del Estado, según la Constitución.

Pensiones. Las pensiones forman parte del sistema de seguridad social y son obligación del Estado, según la Constitución.

Pagarán a los jubilados ISSS e INPEP con más endeudamiento

Pagarán a los jubilados ISSS e INPEP con más endeudamiento

Enlace copiado
El Estado pagará las pensiones de las personas que se jubilaron con el ISSS y el INPEP con deuda, incluso bajo el sistema mixto que el Ejecutivo propone instalar. El proyecto de decreto que ahora estudian los diputados para un sistema de pensiones reformado solo asegura que los jubilados mantendrán sus derechos, pero el abogado especializado Enrique Anaya ha dicho que la reforma no asegura fuentes de recursos.

“Siempre va a ser el fidecomiso de aquí hasta que se haga la reforma, y luego, si se quiere invertir en el fondo de pensiones, se invertirá y el Estado debe buscar fuentes de financiamiento de largo plazo”, dijo ayer Nelson Fuentes, director de Política Fiscal del Ministerio de Hacienda (MH). En palabras sencillas, Fuentes detalla que el Gobierno no tendrá recursos propios para pagar a los jubilados del sistema ISSS e INPEP, ni antes ni después de la reforma. Para llenar ese vacío, el Gobierno acude cada tres meses a un fideicomiso, que es un endeudamiento programado en el mercado de valores. Después de la reforma, Fuentes dijo que el Estado tendrá que buscar fuentes de financiamiento en condiciones favorables.

Hace 15 días el Ministerio de Hacienda (MH) presentó un proyecto de decreto en la Asamblea Legislativa para convertir el actual Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP) a un sistema mixto de pensiones. En esencia, el cambio que promueven desde Hacienda es que ahora todos los trabajadores, sin excepción, aporten a un fondo común del Estado, que será el régimen de reparto. Los que tengan un salario superior a la suma de dos salarios mínimos mantendrán un porcentaje de sus ahorros en las AFP, que será el régimen de ahorro individual. Estos dos regímenes operarían al mismo tiempo y el de reparto lo haría a través del Instituto Nacional de Pensiones (INP).

El sistema mixto es la segunda modificación al ahorro previsional para los trabajadores después de que en 1998 el sistema público de pensiones (ISSS e INPEP) se convirtió en el SAP, aunque las obligaciones con los trabajadores quedaron en firme. El costo del cambio es de $24,077 millones, que se comenzaron a pagar de inmediato y se extenderán por 100 años.

Entre esas obligaciones están las pensiones y los beneficios de los extrabajadores ISSS e INPEP, que el año pasado costaron $462 millones, según datos provistos por el MH. Desde 2000 han requerido un gasto acumulado de $6,026.2 millones.

El proyecto de ley para instalar el sistema mixto no detalla de dónde provendrán los recursos para este segmento de los jubilados. El artículo 2 literal b, el artículo 77 y el artículo 232-C de la propuesta del MH detallan que los recursos que percibirá el régimen del reparto irán para los que ahorran en el INP, significa que irán para las pensiones y los beneficios de los que ahora están en las AFP. Estas personas, como ya se dijo, moverán sus ahorros al INP dependiendo del salario que tengan. Entre menos ganen, mayor será la cantidad que aporten al nuevo instituto.

Enrique Anaya Barraza, representante legal del Comité de Trabajadores en Defensa del Fondo de Pensiones (COMTRADEFOP), señaló esta omisión en el anteproyecto. “He detectado un problema adicional, grave, que contiene el proyecto: no se dice cómo se financiará el Sistema Público de Pensiones (SPP)”, detalló Anaya en un correo electrónico. “En las presentaciones del MH... desde septiembre de 2015, aparecía claro que el SPP sería financiado por las cotizaciones de los afiliados del SAP; ahora ya no dice nada”, enfatizó Anaya. El MH ya tenía armada la reforma desde 2015, pero no la había compartido con el público. Fue hasta que unas diapositivas comenzaron a circular de manera informal que pudo salir a la luz la reforma.

El INP nacerá con más de $4,000 millones. El dinero proviene de los trabajadores que tienen cuenta en las AFP. “Lo que se busca en el corto plazo es tener el fondo patrimonial en el pilar de reparto y con ese pilar hacer emisiones dentro del fideicomiso”, insistió Fuentes.

El Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP) es un instrumento financiero donde los trabajadores le prestan dinero al Gobierno para que cumpla con sus compromisos dentro del SPP. A cambio el Gobierno da certificados de inversión, que ahora rinden menos del 2 %. Con la reforma, el FOP seguirá vivo, pero con la mitad de los fondos disponibles.

La serie de artículos 232 explican cómo las AFP pasarán los ahorros al instituto nuevo. De esta manera, las mismas AFP tendrán unos $4,000 millones como remanente de los que ganan arriba de dos salarios mínimos, para que lo puedan invertir.

Tags:

  • pensiones
  • SPP
  • jubilados
  • INPEP
  • reparto
  • INP
  • reforma de pensiones
  • sistema mixto
  • fideicomiso

Lee también

Comentarios

Newsletter