Pagos pendientes obligarán al país a buscar nueva deuda

Para conseguir el financiamiento el país requerirá acuerdos políticos.
Enlace copiado
Enlace copiado
El Salvador tiene por delante vencimientos de deuda por pagar que representan un riesgo, afirmó la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES). La primera y más próxima es la deuda previsional.

“Se pagó lo del primer semestre, en el segundo semestre, entre el 8 de julio y el 20 de octubre, $123.5 millones. La decisión política de no incluirlos en el presupuesto hace que no se tengan esos fondos”, recordó Carolina Alas de Franco, analista de la entidad. “Si continuamos haciendo las cosas de la misma manera que se hacía antes del impago, vamos a tener los mismos resultados. No se puede hacer lo mismo y tener resultados distintos”, advirtió.

Además, en mayo y diciembre de este año, tenemos vencimiento de Letras del Tesoro (LETES) por $635 millones, una parte podrá hacerse con “rollover” o emisión de nuevos títulos, dijo Alas de Franco, pero para el resto se necesitará otro tipo de financiamiento, y la baja de calificación crediticia hace que al Gobierno le sea más difícil refinanciar esa deuda.

En 2019, el primer año del nuevo gobierno, se deberá enfrentar el pago de eurobonos por $800 millones. Ese vencimiento está relacionado con la indisciplina fiscal de emisión de eurobonos para pagar LETES que se usaron para gasto corriente.

Ese año se puede ejercer una opción “put”, o cobro adelantado, de otra emisión de eurobonos por $285 millones.

“Un pago de más de $1,000 millones necesitará emisión de deuda, mayoría calificada, acuerdos. Estos acuerdos deberían estar ligados a un programa para racionalizar el gasto”, dijo la analista.

FUSADES insiste en que el impago tiene consecuencias desastrosas. “Hay una sensación de que ya se pagó y no va a pasar nada, pero estamos en el ojo del huracán, el huracán sigue alrededor de nosotros”, afirmó.

Lee también

Comentarios

Newsletter