Lo más visto

Más de Economía

País retrocede 19 posiciones en logística

Ocupó el lugar 83 entre 160 países que evaluó el Banco Mundial. Esto se traduce en menor competitividad y empleos, señaló FUSADES.
Enlace copiado
Enlace copiado
El Salvador bajó 19 posiciones en el Índice de Desempeño Logístico (IDL) “Conectarse para competir 2016”, que elabora el Banco Mundial. En la edición actual El Salvador ocupó la posición 83 de un total de 160 naciones evaluadas. En 2014 ocupaba la posición 64. En este índice se califican los países en función de ciertos criterios clave del desempeño logístico, entre los que figuran la eficiencia en el despacho aduanero, la calidad de la infraestructura, la puntualidad de los embarques, entre otros, indicó el organismo en una publicación.

“El comercio mundial depende de la logística, y la eficiencia con que los países importan y exportan bienes determina el modo en que crecen y compiten en la economía mundial”, refirió el Banco Mundial.

El que haya un deterioro en este aspecto genera un aumento en los costos que pagan los consumidores y las empresas por los productos, lo que reduce el comercio y disminuye la creación de empleos, explicó el economista Pedro Argumedo, de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES).

“Este resultado refleja la falta de acuerdos estratégicos para convertir al país en un centro logístico internacional, y muestra los impactos de no implementar aceleradamente y completamente la primera agenda pactada con el sector privado para facilitar el comercio”, expresó el economista en el documento.

En el IDL de 2016, el indicador que mide la calidad de la infraestructura para el transporte cayó 42 posiciones con respecto de 2014, ubicándose en la posición 114. La evaluación contempla la calidad de las carreteras, los puertos, aeropuertos y la información tecnológica. “El sector privado frecuentemente ha señalado los problemas de las malas carreteras en el interior del país, así como la caída frecuente del sistema en aduanas”, señaló Argumedo. Además, está pendiente la expansión del aeropuerto Monseñor Romero, la modernización del puerto de Acajutla y la concesión del puerto de La Unión.

Sin embargo, el componente con el mayor deterioro fue el de eficiencia en el proceso de despacho en las fronteras y aduanas, que pasó de la posición 51 a la 107 en dos años. Este indicador evalúa la velocidad, simplicidad y predictibilidad de los procedimientos a cumplir en frontera y aduanas. Las encuestas de FUSADES resaltan que en 2014 pasar por los puestos fronterizos costaba 5.2 días en promedio; en 2015 ese promedio pasó a ser de 7.7 días.

Ante el resultado, Argumedo recomendó fortalecer el diálogo público-privado y aprovechar el Acuerdo de Bali para crear un consejo nacional para la facilitación del comercio con una representación del sector privado al más alto nivel.

Tags:

Lee también

Comentarios