Lo más visto

Más de Economía

Pandemia sube costos a pequeños productores

Productores de Comercio Justo temen que las medidas de recuperación económica provoquen un retroceso en los avances logrados en cuanto a protección ambiental. Piden encontrar un balance entre las necesidades económicas y la sostenibilidad.

Enlace copiado
Comercio Justo,  o

Comercio Justo, o "Fair Trade" en inglés , es un sello o certificación que garantiza que el productor está siguiendo prácticas responsables.

Enlace copiado

Los productores de comercio justo están sufriendo un doble impacto económico por fenómenos asociados al cambio climático y por la pandemia del covid-19 que complica varios aspectos de la cadena de valor, lo que se traduce en menos ingresos.

El sector teme que la crisis sanitaria y económica ha desplazado la discusión sobre la sostenibilidad ambiental.

Según la Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores y Trabajadores de Comercio Justo (CLAC) la pandemia ha provocado un incremento en los costos por los insumos sanitarios necesarios para la producción, empacado y exportación.

El sector debe hacer frente a estas medidas cuando ya pasa por una crisis por el cambio climático que ha provocado en el caso del café, por ejemplo, plagas como la roya, y en productos como la miel, una menor producción por lluvias y sequías.

"Los países que están expuestos al cambio climático, más covid-19, tienen por lo menos una caída del 20 % en su nivel de producción y el efecto en costo puede ser variable", explicó Javier Aliaga, coordinador del programa de cambio climático de CLAC.

La institución hizo ayer un posicionamiento en el que pidió a los gobiernos y a la sociedad civil "promover los enfoques de sostenibilidad ambiental y los valores del comercio justo en las acciones que realicen en la etapa de recuperación económica post pandemia".

Consideran que las medidas de recuperación económica podrían provocar un retroceso en los avances que se han logrado en cuanto a protección ambiental en América Latina.

Señalan que "el impacto mediático de la crisis del covid-19 ha reducido la información sobre varios temas; entre ellos las discusiones sobre el cambio climático, que venía destacándose en la agenda internacional desde la COP25".

Este tema, para el sector, debería de ser prioridad en este momento.

"Solo una naturaleza sana puede ayudarnos a evitar que la humanidad esté expuesta a recurrentes episodios similares al covid-19", señala el pronunciamiento.

El desafío se vuelve poder "conciliar las demandas del mercado y el crecimiento económico con la necesidad de gestionar los recursos naturales de forma sostenible".

Una ventaja para los productores que han apostado por la estrategia del comercio justo es que mantienen una base de clientes "responsables", que siguen valorando los productos.

Para el presidente de CLAC, Miguel Munguía, esto permite tener perspectivas más optimistas para el sector, pese a la recesión económica que los organismos internacionales han previsto, tanto para América Latina, como para Europa, que para muchos es el principal mercado de exportación.

"Si bien es cierto que las economías se van a contraer, es tanta la trayectoria y la historia, que tenemos una base de consumidores social y ambientalmente responsables que están comprometidos con el comercio justo y que ven en en él una oportunidad para enfrentar el tema de la pandemia", expresó.

En el caso del mercado europeo muchos consumidores están optando por productos elaborados bajo una estrategia de sostenibilidad; esto beneficia a quienes producen con la certificación de Comercio Justo (Fair Trade).

Aunque también se está viendo una preferencia por cadenas más cortas de suministros, es decir lo que se ha producido localmente. CLAC no tiene suficiente información para afirmar si esta tendencia también se está dando en los mercados de América Latina.

Comercio Justo, o "Fair Trade" en inglés , es un sello o certificación que garantiza que el productor está siguiendo prácticas responsables a nivel social y ambiental. Esto resulta en mejores precios de venta al consumidor.

CLAC integra a los productores que utilizan la certificación en América Latina. En el caso de El Salvador son productores de café y de caña de azúcar los que han apostado por la metodología. Esto les permite vender con un "premio" que se suma a los precios de referencia en el mercado mundial.

Tags:

  • Productores de Comercio Justo
  • precios
  • alimentos
  • cultivos
  • covid-19
  • cambio climático
  • sostenibilidad

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines