Para atender crisis hay que sumar esfuerzos

El programa de USAID recomienda priorizar la conservación de la calidad del café salvadoreño.
Enlace copiado
Para atender crisis hay que sumar esfuerzos

Para atender crisis hay que sumar esfuerzos

Enlace copiado
La gerencia del proyecto Cosechemos más Café afirma que para que la caficultura salvadoreña supere la crisis en la que se encuentra, debe ser realizada una gran inversión y deben sumarse los esfuerzos de todos los sectores.

El trabajo conjunto, según Julio Centeno, gerente del proyecto, debe incluir la coordinación de todos los miembros de la cadena de producción del grano, de empresas privadas, de Gobierno y de entidades que trabajan alrededor del cultivo.

“Recurso, inversión país, inversión productor, inversión de todos. Cuando hablo de todos es desde yo productor hasta la última institución que está generando conocimiento y que está generando tecnología”, sugirió Centeno.

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) realizó ayer el lanzamiento de un programa que busca aumentar la producción de café en un 25 % en la zona occidental de El Salvador.

Aumentar la producción sin perder la calidad es el principal desafío de los productores salvadoreños.

“Todos los países tienen diferentes variedades, pero al final se originan con la misma calidad. El bourbon en El Salvador es característico, en Nicaragua el caturra y en Honduras están metiéndole el lempira y otras variedades”, detalló el gerente del proyecto Cosechemos más Café.

Los cafetales salvadoreños tienen más de tres décadas de haber sido plantados, situación que provoca que sean vulnerables a adquirir plagas y enfermedades.

En el plan de renovación, según la sugerencia del proyecto de USAID, los productores deben mantener la calidad del grano con variedades que tienen arriba de 80 puntos durante la catación. Esa escala es utilizada por los expertos para calificar la calidad de los cafés especiales.

Al menos 500 productoras serán respaldadas en el proyecto Cosechemos más Café.

Fidelina Vásquez, productora de Tacuba, Ahuachapán, espera que la asesoría técnica que recibirán en los próximos años les ayude a recuperar sus cafetales, pues afirma que la roya los dañó y “se los terminó”.

En la actual cosecha, junto con su esposo, únicamente pudieron producir cuatro quintales del grano.

“Al cafetal que teníamos en la casa le dio a todo (roya)”, lamentó Vásquez.

Tags:

  • cafe
  • roya
  • produccion
  • calidad

Lee también

Comentarios

Newsletter