Loading...

Pensiones en niveles mínimos según estándar internacional

Un experto de OIT señaló que un sistema como el salvadoreño necesita un complemento para generar pensiones suficientes.
Enlace copiado
Monto.   La pensión en relación al salario que percibía antes de jubilarse se llama tasa de reemplazo.

Monto. La pensión en relación al salario que percibía antes de jubilarse se llama tasa de reemplazo.

Enlace copiado

El actual sistema de pensiones resulta en montos de pensiones que, muchas veces, están por debajo del estándar internacional para que un trabajador tenga una vida digna. Este problema es común en los países que tienen un modelo como el salvadoreño, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La pensión que una persona recibe mes a mes en relación al salario que percibía antes de jubilarse se llama tasa de reemplazo. Para la OIT esta tasa no debe ser menor a 40%; es decir que si alguien ganaba $1,000, no debería de tener una pensión menor a $400; pero en El Salvador esto no se cumple.

La tasa promedio de reemplazo en El Salvador es de 37% para las mujeres y de 41% para los hombres "obligados B", es decir, para quienes han estado desde siempre en el esquema de las AFP. Es ligeramente más alto para los "obligados A", es decir, para los que cotizaron al antiguo sistema, pero se vieron forzados a cambiarse a las AFP. Estos dos grupos son el 83 % de los afiliados al sistema de pensiones y son también los trabajadores más jóvenes.

Helmut Schwarzwer, especialista principal de protección social de la OIT, afirmó que "la mayoría de países que tienen sistemas de capitalización individual (como el salvadoreño) no generan pensiones elevadas, generan pensiones más bien bajas y muy probablemente por debajo de ese nivel de 40 %".

Agregó que los países que tienen este tipo de sistemas tienen que incorporar otros elementos, como "una pensión universal, financiada por impuestos, o un pilar que sea administrado por el Estado", de forma que lo que perciban los jubilados sea suficiente.

Según el experto, de los 30 países que han adoptado sistemas de capitalización individual, 18 han tenido que introducir nuevos componentes, cambiar esquemas o revisar las formas de cálculo.

Las reformas que se han hecho al sistema de pensiones de El Salvador han sido siempre en consideración de la sostenibilidad de las finanzas públicas, pero nunca se ha buscado ampliar la cobertura del sistema o que el monto de pensiones sea suficiente, según María Elena Rivera, investigadora de la Fundación Guillermo Manuel Ungo (FUNDAUNGO).

Como es el caso de la Cuenta de Garantía Solidaria, uno de los cambios más significativos introducidos en la reforma de 2017.

Agregó que en el país solo una de cada cuatro personas de la población económicamente activa está cubierta por el sistema de pensiones, por lo que se debe de buscar que este sistema se adapte a las particularidades del mercado laboral salvadoreño.

"Únicamente con reformas que hagamos a nuestro sistema de pensiones, o a nuestro sistema de seguridad social, va a ser posible ampliar esta cobertura, porque depende también del mercado laboral, donde más de la mitad de trabajadores se encuentra en el sector informal", dijo.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines