Pequeñas acciones que hacen grande a El Salvador

Alegría y sorpresa   se impregnaron en muchos transeúntes durante la segunda jornada de buenas acciones de Banco Azul.
Enlace copiado
Pequeñas acciones que hacen grande  a El Salvador

Pequeñas acciones que hacen grande a El Salvador

Pequeñas acciones que hacen grande  a El Salvador

Pequeñas acciones que hacen grande a El Salvador

Pequeñas acciones que hacen grande  a El Salvador

Pequeñas acciones que hacen grande a El Salvador

Pequeñas acciones que hacen grande  a El Salvador

Pequeñas acciones que hacen grande a El Salvador

Enlace copiado

El sol comenzaba a bañar la mañana con sus primeros rayos mientras los preparativos en la agencia Masferrer de Banco Azul comenzaban a echarse a andar; las cafeteras llenas de la exquisita bebida aromática y pan dulce empaquetado se vislumbraban sobre un pequeño mostrador. El personal de la agencia y el presidente del banco sonreían al unísono en espera de que el reloj marcara al fin las 7 de la mañana. 

Así, entre el ir y venir del tráfico, empleados terminando turnos o dirigiéndose a sus trabajos fueron sorprendidos por una avalancha de optimismo azul, personal que con una mano sostenía la taza de café y con la otra un delicioso bocadillo, y que permanecían deseosos de regalar estos alimentos a quien quisiera recibirlos.


Beneplácito

Sonrisas tímidas, asombro y agradecimiento, invadían a las personas que se desplazaban muy temprano frente a Banco Azul Masferrer.

“Me ha caído bien el café; me siento bien porque calienta el ánimo, el estómago. Ahorita vengo desvelado de trabajar, y un cafecito cae bien”, expresaba con una sonrisa de complicidad Orfilio Lizama Ascencio, el primero en recibir esta pequeña pero significativa acción en el mes de la Independencia Patria.

Objetivo

Carlos Enrique Araujo, presidente de Banco Azul, era uno de los más alegres e inyectaba positivismo a sus empleados para seguir con ánimo.

“Queremos compartir con nuestros compatriotas acciones grandes como: permitir que la señoras sean respetadas en los buses, que un peatón pase en la calle sin que se sienta amenazado por el vehículo”. La entrevista se interrumpe brevemente mientras Araujo, solicitando permiso, corre rápidamente a repartir buenas acciones a través de un refrigerio matutino. 

Tras incorporarse de nuevo, explica que “nos encontramos en el mes de nuestra Independencia y vemos que es importante compartir estos conceptos sobre la unidad entre salvadoreños, pues creemos que si todos los días nos levantamos y nos acostamos pensando en hacer más grande a nuestro país con nuestras acciones, como por ejemplo, siendo respetuosos del tráfico, de los peatones, esbozando una sonrisa; ahora que es el mes de nuestra Independencia vemos que es importante compartir estos conceptos que unan a los salvadoreños para engrandecer a la patria”.

“Es una acción que de verdad nos motiva a ser cada día mejores; es una gran satisfacción personal el poder servirle a alguien”, acota Xiomara Mirón, gerente de Banco Azul Masferrer.

A una hora de haber iniciado el reparto de alimentos todos se mostraban entusiasmados y llenos de satisfacción, sobre todo por saber que se generarán a futuro más acciones que beneficiarán a los salvadoreños, esto en cada una de las agencias de Banco Azul.

Lee también

Comentarios

Newsletter