Período seco exige que cambie cultivo de café

Los productores pueden aprovechar otras plantas para controlar problemas como araña roja y la misma roya.
Enlace copiado
Período seco exige que cambie cultivo de café

Período seco exige que cambie cultivo de café

Período seco exige que cambie cultivo de café

Período seco exige que cambie cultivo de café

Enlace copiado
La falta de agua en los períodos tradicionales exige cambios en el mantenimiento de los cultivos y la manera de combatir plagas con efectividad. Este año, el período seco que llega con la influencia de El Niño podría tener las mismas consecuencias que la sequía de 2015: los cerezos del cafeto que maduren por completo serán pocos y la planta tendrá un menor crecimiento, explicó Óscar Ramos, gerente técnico de la Fundación Salvadoreña para Investigaciones de Café (PROCAFE). Solo que, para la cosecha 2016/2017 las fincas arrastran el efecto acumulado de la sequía de 2015, es decir, una planta con escaso crecimiento y pocos “hijos” o ramas jóvenes.

Este año, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) ha confirmado que la influencia de El Niño llegará hasta mayo o junio de 2016. Después de ese período no hay certeza sobre lo que vendrá, si comenzará La Niña (lluvias abundantes) o un clima al que todos están acostumbrados.

Una de las primeras recomendaciones que dio Ramos es “no tocar la sombra hasta que la lluvia empiece a establecerse en el campo, con 50 milímetros (mm) a 75 mm de lluvia”. Ramos agregó que “antes, la poda se hacía en febrero y marzo, pero ya no. Pueden acabar con la planta (cafeto)”. El gerente técnico de la fundación también recomendó que se apliquen los fertilizantes foliares una semana después que el arbolito de café haya sacado sus flores.

El cambio del clima obliga, por otro lado, a mejorar el combate de plagas. El director ejecutivo de Lean Coffee Management, Julio Márquez, advirtió que el cultivo del café será sostenible solo si los productores mantienen el equilibrio natural en la zona donde siembran. “Es necesario tener un arreglo, un diseño que tenga el menor impacto en el entorno”, explicó Márquez, con más de 30 años de experiencia en el manejo de fincas en dos cordilleras del país.

Con el método que ocupa Lean Coffee, los insectos y hongos que son dañinos para el cafeto no lo atacan. Primero, porque son alimento de otros bichos y, segundo, porque buscan hogar en otras plantas como maleza, los árboles de sombra o en la cobertura orgánica del suelo. “Mantener el equilibrio natural ayuda con el control integrado de plagas”, dijo Márquez. Este investigador detalló que cuando hay una poda excesiva de maleza, entonces plagas como la roya, la araña roja, la broca y los gusanos de alambre ya no tienen “enemigos” naturales ni opciones de hospedaje. En estas circunstancias, atacan al cafeto y prosperan hasta provocar un daño masivo. “Cuando usted rompe el equilibrio natural demanda más recursos para combatir plagas y se acaba los nutrientes del suelo”, observó el director de Lean Coffee.

Las fincas en las que han ocupado este método de reconstruir un ecosistema diverso ya no necesitan herbicida; por otro lado, redujeron el uso de fungicidas en 75 %, minimizaron el gasto de agua y también de los insecticidas para nematodos (los que atacan a las raíces y parecen gusanos). Además, con la hojas y la maleza el suelo retiene humedad hasta que viene la lluvia y no hace falta efectuar podas. “Las labores se humanizan, porque ahora son las mismas personas haciendo más tareas”, dijo Márquez.

Muchos productores persisten en la idea de que hay que eliminar todas las plantas que rodean al cafeto y dejar el suelo limpio, pero tanto PROCAFE como Lean Coffe invitan a modificar esta práctica, en especial en estos tiempos en que las temperaturas aumentan y el agua escasea.

“La cobertura orgánica permite que el suelo recupere poco a poco todos sus nutrientes y, en consecuencia, su capacidad de poder retener la humedad”, explicó Ramos. Márquez maneja las fincas con el mismo principio. “Es un proceso que lleva tiempo. Recuperar todo el ecosistema puede tomar entre dos y tres años” en una finca, explicó. Pero el resultado es un aumento en rendimiento por manzana de hasta 230 %.

La producción de café de la temporada 2015/2016 será un 12 % inferior a las previsiones del Gobierno y podría cerrar en un estimado de 890,000 quintales.

Tags:

  • cafe
  • caficultura
  • cambio climatico
  • el nino
  • productividad
  • agroindustria
  • procafe
  • lean coffee

Lee también

Comentarios

Newsletter