Lo más visto

Piden estrategia de desarrollo económico al nuevo gobierno

Las principales gremiales empresariales de El Salvador esperan que el nuevo gobierno apueste por la tecnología, la educación, la disminución de la burocracia y el combate de la inseguridad.

Enlace copiado
Foro.  Representantes de las gremiales empresariales más grandes del país se reunieron para discutir las principales problemáticas que han enfrentado en los últimos años.

Foro. Representantes de las gremiales empresariales más grandes del país se reunieron para discutir las principales problemáticas que han enfrentado en los últimos años.

Enlace copiado

Representantes de las gremiales empresariales más grandes de El Salvador se reunieron para discutir las problemáticas que han enfrentado en los últimos años. Esto, en un conversatorio organizado por la Asociación de Graduados INCAE, con enfoque en la situación actual del país.

Los empresarios coinciden que el presidente electo Nayib Bukele y su nuevo gobierno siguen siendo una incógnita, y que les preocupa el rumbo que llegue a tomar El Salvador en durante los próximos años.

El presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Eduardo Cader, dijo que el sector industrial buscará trabajar en conjunto con el nuevo gobierno, y que ponen a disposición a todos los técnicos de la gremial para encontrar soluciones a los problemas del sector.

"A lo largo de la historia hemos tenido gobiernos de todos los colores, y estamos dispuestos a trabajar con el nuevo presidente cuya ideología desconocemos. El hombre (Bukele) está cargado con una mochila de interrogantes por parte nuestra. No sabemos qué rumbo tendrá El Salvador", expresó el presidente de la ASI.

El presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Luis Cardenal, cree que el país debe ordenar y afrontar varios problemas para llegar a crear las condiciones necesarias para lograr reactivar la economía.

Cardenal afirmó que la apuesta estratégica que haga el gobierno debe durar más de un quinquenio y dijo que tienen reuniones de trabajo pendiente con la próxima administración. "Perdemos competitividad", dijo el presidente de ANEP. Señaló que el país está en una ubicación geográfica privilegiada y que no la está aprovechando lo suficiente para crecer.

"Creo que vale la pena preguntarle al presidente electo cuál será su apuesta (para el desarrollo). Yo creo que lo primero que tiene que hacer es apartarse del teclado y pararse en un podio, porque de lo que conocemos en las redes (sociales) no es nada alentador", complementó Cader.

Por su parte, Javier Steiner, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CAMARASAL), se mostró optimista con las ideas que ha planteado el presidente electo, pero dijo que aún falta explicar cómo se van a ejecutar. "El país no tiene recursos naturales, como el petróleo, para que sea la base de la economía. Aquí lo que tenemos es gente pero es gente muy capaz se salir adelante".

En ese sentido, opinó que se debe apostar a la industria 4.0 y consolidar el país como una plataforma de servicios. "En El Salvador lo que se necesita es desburocratizar al Gobierno. Se necesita un gobierno digital. Queremos trámites ágiles. Hay países en los que en una hora se puede abrir una empresa. Aquí son días y mil papeles para llenar", agregó Steiner.

El presidente de CAMARASAL considera importante encontrar una solución al tema de inseguridad y parar así "los millones de dólares que le toca pagar a la población en extorsiones". "Y este tema le corresponde principalmente al Gobierno", añadió.

En esa línea, Claudia de Ibáñez, presidenta de la Cámara Americana de Comercio en El Salvador (AmCham), señaló que el 70 % de informalidad que hay en el país está afectando al sector empresarial formal.

"Esto se presenta con competencia desleal... porque hay empresas que cumplen con el pago de impuestos, mientras que otras no lo hacen o no pasan por aduanas, entre otras cosas. Debemos trabajar en que este 70 %, de alguna manera, aporte al Estado. Se debe encontrar la manera para que la mayoría de empresas del país sean formales", expresó De Ibáñez.

"Lo que hemos hecho las empresas durante los últimos 10 años es sobrevivir. Han sido años bastante difíciles en que hemos visto cómo ha ido incrementando la burocracia. Teníamos que crear 30,000 puestos de trabajo cada año y, lejos de lograr eso, en este momento debemos más de 300,000 empleos", concluyó la ejecutiva de la AmCham.

De Ibáñez mencionó que aún hay leyes que no han sido actualizadas y que ponen obstáculos a inversionistas internacionales.

Dijo que durante "los 20 años de ARENA, estuvimos como en un letargo" y que fue hasta estos últimos gobiernos (del FMLN) que "despertaron" para defender la institucionalidad y que deben seguir haciéndolo sea quien sea que esté en el poder.

"Tenemos 15 años de tener un país patas arriba. El país merece un gran acuerdo nacional inclusivo de todos los sectores y debidamente asesorado, no sacado de la manga, como la logística", agregó el presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales.

Cader enumeró y resumió los problemas, que según él, son los que más afectan al empresariado salvadoreño. Señaló la cifra de "plazas fantasma" en el sector público, la evasión y elusión fiscal, el contrabando y el gasto superfluo, la falta de seguridad física y jurídica, los "malos" servicios públicos, la corrupción y la falta de infraestructura.

"El actual gobierno tuvo una alta capacidad de recaudación pero ‘nula capacidad’ para proveer los servicios públicos", opinó el empresario.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines