Lo más visto

Más de Economía

Polarización política aleja la inversión

Los altos índices de criminalidad también afectan la confianza de inversores, según los informes emitidos por la agencia calificadora.
Enlace copiado
Enlace copiado
Los indicadores macroeconómicos de El Salvador como, por ejemplo, el déficit fiscal, no presentan niveles alarmantes. En algunos casos son incluso mejores que los del resto de países centroamericanos. Sin embargo, los principales problemas del país se derivan de los altos índices de delincuencia y polarización política, recordó Eduardo Recinos, jefe de calificación de la industria aseguradora de Latinoamérica de Fitch Ratings.

Este es el entorno en el que se desenvuelve la industria de seguros en El Salvador, según un informe que Recinos presentó junto a otras dos directoras de la agencia calificadora de riesgo. “Es quizá lo que más está afectando la confianza de los inversionistas en el país”, dijo Recinos. “Los inversionistas ven un alto grado de riesgo en cuanto a que hay dos fuerzas antagónicas políticas, igualmente fuertes, que generan el riesgo de que cambien las reglas del juego en el momento que alguien esté en el gobierno, o si llega el otro cambien las reglas del juego”, remarcó.

En abril pasado el Gobierno se declaró en impago, al no abonar en la fecha estipulada los intereses de la deuda en Certificados de Inversión Previsional (CIP) a las administradoras de los Fondos de Pensiones (AFP).

Esta situación provocó que la calificación soberana del país que otorga esa agencia cayera a D, y posteriormente a CCC. “El Salvador no había caído nunca en ‘default’ en la era moderna. El país perdió su implecable récord crediticio”, apuntó Recinos.

Los dos aspectos que la agencia evalúa para emitir su calificación son la capacidad para hacer frente a las obligaciones y la disposición para hacerle frente a esas obligaciones oportunamente. Esto último no ocurrió en el caso de El Salvador, según la agencia.

Tags:

Lee también

Comentarios