Presupuesto de 2018 no incluye 100 % de gastos prioritarios

Esta es una falla de presupuestos anteriores que ocasionó impagos y atrasos con proveedores.
Enlace copiado
Enlace copiado

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) señala que el proyecto de Presupuesto General de la Nación para 2018 tiene dos fallas importantes: no ha frenado el gasto excesivo e innecesario que ya se tenía y sigue dejando fuera obligaciones que se tendrán que pagar durante el año.

“El exceso de gasto, sobre todo en remuneraciones pero también en otros rubros que no son justificados, sin una mejora en los servicios públicos, junto con recursos en inversiones fallidas y el desvío de fondos públicos hacen que los recursos no lleguen a los más necesitados. Se demanda con premura implementar medidas para controlar la situación”, dijo la entidad en un estudio presentado este viernes.

Carlos Pérez, especialista en temas fiscales y analista de la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), considera que aún hay gastos que se han dejado por fuera del proyecto, algo sobre lo que la Sala de lo Constitucional ya había advertido en su fallo de inconstitucionalidad del presupuesto de 2017.

“El Ministerio de Hacienda dice que incluyó todos los compromisos de gasto, pero de acuerdo con mi entender de la materia fiscal, el proyecto que se presentó a la Asamblea aún no tiene el 100 % de las demandas presupuestarias de las entidades públicas”, señaló.

Es posible que se estén incluyendo todos los gastos ineludibles, como el servicio de la deuda, los subsidios, la inversión ya financiada y las asignaciones por ley, ejemplificó, pero hay otras demandas prioritarias que no se incluyen, como el costo total de los programas sociales.

“En este último punto incluso se estaría riñendo con la Ley de Responsabilidad Fiscal, pues esta establece que el financiamiento del gasto social debe ser prioritario”, recordó.

En esta categoría se incluyen también el gasto en educación y en salud, que en lugar de crecer, llevan recortes.

“El rubro de gasto que ha crecido aceleradamente en los últimos años es el de las remuneraciones, tanto por las nuevas contrataciones como por los aumentos salariales y las bonificaciones adicionales. Son varias las instituciones que tienen gastos por seguros médicos y de vida”, lamentó FUSADES.

Lee también

Comentarios

Newsletter