Primeros efectos del impago: Fitch degrada la deuda de El Salvador a CCC

Esta es la segunda rebaja que hace Fitch Ratings de la deuda soberana de El Salvador en 2017. En febrero, la institución bajó la nota de riesgo del país desde B+ hasta B.
Enlace copiado
Primeros efectos del impago: Fitch degrada la deuda de El Salvador a CCC

Primeros efectos del impago: Fitch degrada la deuda de El Salvador a CCC

Enlace copiado
La agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings dio un nuevo mazazo a El Salvador: degradó a CCC la calificación de la deuda soberana de largo plazo del país en moneda extranjera y declaró en “impago selectivo” a sus emisiones de largo plazo en moneda local.

Por otro lado, los bonos en moneda extranjera no garantizados también recibieron una rebaja de su perfil de riesgo, desde B a CCC.

El techo del país también se hizo más bajo, pasando de BB a B-, el de corto plazo en moneda local; y de B a C, en moneda extranjera.

La agencia sostuvo que el Ministerio de Hacienda de El Salvador no pagó el 7 de abril los intereses de la deuda que tiene con las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), quienes adquieren por obligación Certificados de Inversión Previsional (CIP).

“Fitch por lo tanto juzga a El Salvador en incumplimiento de sus obligaciones soberanas”, sostuvo la firma.

El gobierno salvadoreño debe unos $28.8 millones. El riesgo para los inversionistas se está incrementando  peligrosamente este año, en el marco de ambiente preelectoral.

“La intensificación de la polarización política podría dificultar que el gobierno obtenga la aprobación de préstamos externos adicionales a largo plazo que se necesitan para cubrir las necesidades de financiamiento para 2017”, evaluó Fitch Ratings.

En febrero, el gobierno emitió $601millones en bonos, pero en total este año sus necesidades ascienden a $1,200 millones, excluyendo sus obligaciones para pagar los CIP.

Encarecerá el  crédito
 
¿Qué significa esta rebaja de calificación para El Salvador? En resumen, podría encarecer los créditos, apuntaron distintas organizaciones gremiales del sector financiero.

Por la mañana de este lunes, antes de que Fitch Ratings emitiera su calificación, la Asociación Bancaria Salvadoreña (Abansa) y la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF), entre otras gremiales,  habían externado su preocupación por la posibilidad de que se degradara la nota del país; una medida que terminó concretándose por la tarde de este mismo día.

El impago, o "default", tiene repercusiones negativas en el crédito. “Esto tiene una implicación directa en el deterioro de la calificación de riesgo  del país; y en ese sentido la disminución en la calificación de  riesgo sí tiene una repercusión importante en las tasas de interés. Básicamente  la calificación de riesgo aumenta el costo de financiamiento externo al que tiene acceso la banca”, explicó Raúl Cardenal, presidente de Abansa.

A pesar de ese entorno, el sistema financiero asevera que posee la solidez y la liquidez suficiente para afrontar esta dificultad.

“Tenemos un sistema financiero sólido, solvente, líquido y confiable que hace un manejo prudente del riesgo  y que independientemente de otros eventos que pueden ocurrir, inclusive de carácter político, el sistema financiero está muy sólido y tiene toda la confianza como para seguir soportando la economía salvadoreña”, dijo, por su lado, Ricardo Perdomo, titular de la SSF.

El sistema financiero a marzo alcanzó los $12,045 millones en depósitos, $12,552 millones en créditos,  cuenta con una cobertura del 26.8 % y un fondo patrimonial del 16.7 %, expuso Perdomo.

Esta es la segunda rebaja que hace Fitch Ratings de la deuda soberana de El Salvador en 2017. En febrero, la institución bajó la nota de riesgo del país desde B+ hasta B.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter