Privados proponen control más activo a las instituciones

El XVI ENADE se dedicó a la lucha contra la corrupción. Los representantes del empresariado proponen una auditoría social constante para mejorar la administración pública y fortalecer la transparencia.
Enlace copiado
Concurrencia.  Un numeroso grupo de empresarios escuchó los discursos de la ANEP y del expresidente del gobierno español José María Aznar.

Concurrencia. Un numeroso grupo de empresarios escuchó los discursos de la ANEP y del expresidente del gobierno español José María Aznar.

Perspectiva.  Durante la cita se realizó un foro para debatir los avances del país, en la lucha contra la corrupción en El Salvador en los últimos años.

Perspectiva. Durante la cita se realizó un foro para debatir los avances del país, en la lucha contra la corrupción en El Salvador en los últimos años.

Privados proponen control más activo a las instituciones

Privados proponen control más activo a las instituciones

Enlace copiado
La Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) celebró ayer el XVI Encuentro Nacional de la Empresa Privada. El tema de este año fue “El Salvador Libre de Corrupción” y forma parte de las propuestas que ha hecho la ANEP desde 2012 para ayudar a construir un mejor país hacia el año 2024.

El ENADE XVI marcó, además, la salida de Jorge Daboub como presidente de ANEP para dar oportunidad a otra persona.

“Ya hemos comenzado a ver síntomas palpables de la corrupción en nuestra la sociedad”, dijo ayer Daboub. “Debemos tener la firme convicción de que los ciudadanos honestos somos lo que podemos detener la corrupción e implantar en su lugar una nueva cultura de transparencia”, reiteró el empresario y dirigente de ANEP durante dos períodos.

La propuesta del XVI ENADE requirió más de 10 meses de trabajo. En primer lugar propone un código compartido de valores para todos los empresarios, con el propósito de predicar con el ejemplo. “Comenzaremos procurando que el país tenga un sector productivo honesto, enemigo de la corrupción y comprometido con la ética”, explicó Daboub.

El planteamiento de las gremiales también alcanza al Estado. Proponen profundizar más en la independencia de instituciones como la Corte de Cuentas de la República y de la Fiscalía General de la República.

La tercera propuesta del ENADE tiene por objetivo inspirar a la ciudadanía para que tenga un papel más activo en vigilar a los funcionarios para que cumplan con su deber.

“La corrupción no es asunto de ideologías contra ideologías, ni de derechas contra izquierdas, sino de honestos contra corruptos. En esta lucha, la victoria está garantizada, porque los salvadoreños honestos somos más”, manifestó Daboub en el XVI ENADE.

Según Daboub, hay siete “síntomas” de que el virus de la corrupción ha contagiado al aparato del Estado. Uno es que “a veces las entidades contraloras, que deberían ser independientes, trabajaban bajo presiones políticas” y mencionó incluso funcionarios que logran salarios injustificadamente altos.

Otros síntomas que destacó son el incremento en la riqueza de exfuncionarios, despilfarro del gasto público, pagos millonarios a empresas que no terminan sus proyectos, leyes defectuosas, empresarios que intentan corromper y “una oficina gubernamental de transparencia dedicada más a difamar ciudadanos que a desenmascarar corruptos”.

El presidente de ANEP recordó que los organismos internacionales han medido el impacto de la corrupción sobre la actividad económica del país. Entre Guatemala, El Salvador y Honduras han perdido $52,600 millones por la corrupción, según el Grupo Global de Integridad Financiera. Con esta cantidad se podría duplicar el gasto público en Educación, o cuadruplicar el de Salud.

Los empresarios asistentes al ENADE coincidieron ayer en que se debe fortalecer a las instituciones para hacer frente a la corrupción. “La única solución al tema de la corrupción es la institucionalidad: si las instituciones funcionan, la corrupción se reduce; si las instituciones no funcionan, es una ‘piñata’”, opinó Roberto Murray Meza, presidente de la fundación Rafael Meza Ayau.

Los empresarios ven avances como las investigaciones del departamento de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), y el trabajo de un grupo de organizaciones que ha impulsado leyes para el acceso a la información pública; sin embargo, consideran que todavía queda mucho trabajo por hacer para contar con más transparencia. “Nos faltan muchísimos avances en este aspecto, pero entiendo por los últimos sucesos que se están dando pasos importantes para juzgar casos ejemplarizantes”, consideró el empresario Ricardo Simán.

Carlos Calleja, vicepresidente de Grupo Calleja, coincidió en que queda mucho trabajo por hacer para combatir la corrupción, una labor a la que también tienen que sumarse los empresarios. “Hay mucho que trabajar sin duda alguna. La corrupción es un cáncer que tiene El Salvador y que no nos ha permitido avanzar, y hay que combatirla a todo nivel”, insistió.

Para Ricardo Poma, presidente de Grupo Poma, la lucha contra la corrupción ha tomado relevancia en varios países de América Latina. “Todo el tema de transparencia ayuda mucho a la confianza que es vital para las inversiones y el empleo, ayuda a que salgamos adelante, porque sin crecimiento económico y sin generar riqueza va a ser difícil”, destacó el empresario del dicho grupo.

Tags:

  • ANEP
  • ENADE 2016
  • corrupcion
  • transparencia
  • Jorge Daboub

Lee también

Comentarios

Newsletter