Producción mundial de café no podrá satisfacer demanda en 2030: OIC

De acuerdo a la OIC, el consumo de café se mantiene creciendo. Señalan una fuerte reducción en las cosechas salvadoreñas.
Enlace copiado
Producción mundial de café no podrá satisfacer demanda en 2030: OIC

Producción mundial de café no podrá satisfacer demanda en 2030: OIC

Enlace copiado

La producción mundial de café no podrá satisfacer la demanda en 2030, según las estimaciones que ha hecho la Organización Internacional del Café (OIC). De acuerdo con el ente, del cual El Salvador es un miembro fundador, hay tres escenarios posibles: el déficit –es decir el faltante– sería de 30 millones de sacos, si la demanda crece 1 %; de 40 millones, si el crecimiento es de 2 %; y de 60 millones, si el alza llegara a 2.5 %.

José Sette, director ejecutivo de la OIC, explicó que el consumo de café se ha mantenido creciendo alrededor de 2 % al año, lo que significa que el grano se ha convertido en “un producto maduro”, y que beberlo ya es parte de los hábitos de las personas.

Además, explicó que hay un fuerte potencial de crecimiento de consumo en los países emergentes y de los exportadores de café, que desde la década de 1990 han aumentado su demanda en el mercado.

“Nos llama mucho la atención la situación de El Salvador que disminuyó a más de la mitad su producción en los últimos años; en el cuadro de las exportaciones la situación de El Salvador es bastante parecida”. 
José Sette, director ejecutivo de la OIC

En 1990, los países emergentes consumían solo 5 % del café que hay en el mundo, mientras que los países productores, como El Salvador, consumían el 23 %. Estos bloques de países tomaban en 2014 el 15 % y el 31 % del café mundial, según los datos de la OIC.

No obstante, aún hay margen para crecer más. Sette apuntó que el habitante promedio de estos países sigue tomando menos tazas de café que el de las naciones que son los mercados tradicionales de la bebida, como Estados Unidos, Europa y Japón.

En la región, los costarricenses son los que toman más café, seguidos por los salvadoreños; luego están los hondureños, los nicaragüenses, los guatemaltecos, los mexicanos y los panameños, en ese orden.

La producción también ha mantenido una tendencia al alza, pero ha tenido “sobresaltos” por eventos climáticos, como en el caso de El Salvador, donde el impacto de la roya, agravado por el cambio climático, mermó la cosecha 2012-2013, y desde entonces el país no ha logrado recuperar los niveles de producción de antes.

De hecho, en la cosecha 2010-2011 el país superó la producción de Costa Rica y Nicaragua; sin embargo, ahora es el que menos café produce de la región de Centroamérica y México, superando solamente a Panamá.

A largo plazo, la caída en producción ha sido más alta. Al comparar la cosecha 2016-2017 con la de 1990-1991, la caída ha sido de 74.7 %. A lo largo de ese período, Costa Rica también ha reducido su producción. Pero la baja no ha sido tan drástica. De hecho, ambos países tenían un nivel de producción similar, pero ahora, el café costarricense duplica el salvadoreño. En contraste, Nicaragua y Honduras producen más.

 

30
 millones de sacos sería el déficit en 2030, según estimaciones de la OIC, si el consumo crece 1 %.
40
 millones de sacos sería el déficit en 2030, según estimaciones de la OIC, si el consumo crece 2 %.
60
 millones de sacos sería el déficit en 2030, según estimaciones de la OIC, si el consumo crece 2.5 %.
74.7
 por ciento se ha reducido la producción de café de El Salvador entre las cosechas 2016-2017 y 1990-1991.

Lee también

Comentarios

Newsletter