Programa apoya nuevos negocios en la colonia Escalón

Los nuevos empresarios que surgieron a partir del programa Comunidades Sostenibles compartieron sus experiencias y sus planes después de haberse capacitado. Más de 600 personas ahora cuentan con empleo formal.
Enlace copiado
Nueva etapa.  Algunas comunidades formarán parte de una nueva intervención, que abarcará áreas como la educación.

Nueva etapa. Algunas comunidades formarán parte de una nueva intervención, que abarcará áreas como la educación.

Resultados.  El proyecto en la Escalón capacitó a empresas ya existentes y posibilitó el surgimiento de nuevos negocios en la zona.

Resultados. El proyecto en la Escalón capacitó a empresas ya existentes y posibilitó el surgimiento de nuevos negocios en la zona.

Empresas.  Hay diferentes tipos de iniciativas que nacieron a partir del proyecto en la colonia Escalón, desde panaderías hasta empresas de reciclaje, pastelería, bisutería, entre otras.

Empresas. Hay diferentes tipos de iniciativas que nacieron a partir del proyecto en la colonia Escalón, desde panaderías hasta empresas de reciclaje, pastelería, bisutería, entre otras.

Programa apoya nuevos negocios en la colonia Escalón

Programa apoya nuevos negocios en la colonia Escalón

Enlace copiado
La implementación del programa Comunidades Sostenibles en 14 comunidades de la colonia Escalón permitió el surgimiento de 344 ideas de negocios y la creación de 241 microempresas que encabezan habitantes de estas comunidades, con las que han generado nuevos empleos y oportunidades de mejora para sus familias, de acuerdo con el resumen de resultados que la Asociación La Escalón presentó la semana pasada.

Hace cinco años, varias organizaciones, empresarios y habitantes de las comunidades de la colonia Escalón se aliaron para impulsar un proyecto que integrara a las comunidades en vías de desarrollo a la actividad económica de la zona.

En este esfuerzo se unieron Grupo Agrisal, Fundación Rafael Meza Ayau, la Fundación Empresarial para la Acción Social (FUNDEMAS), la Asociación La Escalón y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo (USAID). “¿El propósito cuál era? El propósito era pasar de un concepto de coexistencia a un concepto de convivencia, convivir con nuestras comunidades de la colonia Escalón”, expresó el presidente de la Fundación Rafael Meza Aya, Roberto Murray Meza, en un video en el que resume la experiencia y los logros de esta iniciativa.

“Nadie puede transformar ambientes que no conoce y realmente conocer los ambientes donde hemos estado trabajando con las comunidades, creo que los principales transformados hemos sido nosotros. Jamás nos imaginamos el impacto que un proyecto como este iba a tener en las comunidades en vías de desarrollo de la colonia Escalón”, manifestó el presidente de la asociación, Hérberth Blandón, en el mismo video.

Más de 1,200 personas fueron beneficiadas con el programa y 680 nuevos se crearon con este. Una de estas personas es Érick Gustavo Campos, quien ahora es gerente de Tavo Panadería Gourmet. Él se enteró del proyecto y se integró a un taller de Desarrollo de la Capacidad Emprendedora (EMPRETEC). De ahí surgió la idea de poner su propio negocio, con un capital semilla que obtuvo de parte del programa.

“Al final del curso, que fue de aproximadamente un mes, logré ser el ganador del proyecto, con lo cual me dieron un capital y pude empezar con material industrial y materia prima. Yo ya poseía el horno”, dijo sobre sus inicios.

En su negocio fabrican postres gourmet por encargo y pan dulce. Su deseo hoy es expandirse y tener una tienda en un centro comercial.

Rosa María Araujo es otra de las beneficiarias del programa. Cuenta que se acercó a las capacitaciones con la idea de participar en un curso de reciclado de bolsas de churro. Pero cuando llegó le dijeron que iba a recibir un curso sobre reciclado de vidrio.

“Nosotros, totalmente ignorantes de lo que se podía hacer con las botellas de vidrio. Nos enseñaron a cortar vidrio, luego a cortar botellas. Como aquí en la casa trabajamos la carpintería, nos surgió la idea de que podíamos agregarle la madera, empezamos a hacer azucareras, candeleros combinados con la madera”, relató.

Después convenció a cuatro de sus hijos, que estaban desempleados, para que aprendieran las técnicas.

De ahí surgió una empresa formalmente inscrita llamada Green Glass, que distribuye sus productos en ferias, hoteles y en un mercadito de emprendedores, y en la que toda la familia de la señora Araujo se ha integrado.

A Iliana Abigaíl Aragón una amiga le comentó que se impartían charlas sobre limpiezas faciales. Como tenía tiempo por las mañanas decidió acudir. “Antes no tenía trabajo. Es algo que afecta emocionalmente, uno quisiera aportar un poco más para sus hijos, ahora tengo esa tranquilidad. A mi hija la puedo tener en un colegio mejor y darle un mejor futuro”, comentó la ahora terapeuta de la piel, quien fue una de las beneficiarias de la iniciativa.

“Estoy alegre por quedar en Gourmet Express. Quiero poner de mi esfuerzo y seguir adelante en esta empresa”, es la aspiración de Juan, un joven que antes solo se dedicaba a jugar pelota o videojuegos y ahora contribuye con la economía de su hogar.

Lee también

Comentarios

Newsletter