Promueven en El Salvador pólizas de seguros contra ataques cibernéticos

La compañía corredora Unity Setessa impulsa en Centroamérica, desde 2013, los seguros en contra de los ataques externos mediante medios electrónicos a los sistemas de las empresas.
Enlace copiado
Contexto.  Los avances y la dependencia de la tecnología hacen que también aumenten los riesgos por ciberataques.

Contexto. Los avances y la dependencia de la tecnología hacen que también aumenten los riesgos por ciberataques.

Panorama.  Unity Setessa explicó los riesgos a los que están expuestas las personas y las empresas debido a los fraudes hechos por medios electrónicos.

Panorama. Unity Setessa explicó los riesgos a los que están expuestas las personas y las empresas debido a los fraudes hechos por medios electrónicos.

Promueven  en El Salvador pólizas de  seguros contra ataques cibernéticos

Promueven en El Salvador pólizas de seguros contra ataques cibernéticos

Enlace copiado
El riesgo de sufrir un ataque cibernético ha incrementado en los últimos años debido a que cada vez más negocios y personas dependen de la información electrónica o de bases de datos, según Pedro Luis López, gerente comercial de Unity Setessa.

Esta problemática comenzó a ser abordada por el mercado de seguros allá por 1999, cuando se comenzó a hablar del fallo del milenio o Y2K, cuando se temía un error generalizado en sistemas y ordenadores a inicios de 2000. López relató que para esa época las compañías de seguros y de reaseguros agregaron una exclusión llamada Y2K a todas las pólizas de seguros con el fin de no cubrir un evento de este tipo, aunque no se supiera con exactitud lo que iba a pasar.

Ahora pasa lo contrario, pues los seguros en contra de los ataques cibernéticos han tomado relevancia en muchos países, especialmente en Estados Unidos e Inglaterra, según explico López. “Con el paso del tiempo, el riesgo cibernético se ha ido haciendo más complejo, y en el primer sector donde se volvió un riesgo crítico fue el sector financiero”, indicó el representante de la firma corredora de seguros.

López comentó que las pólizas de seguros de riesgos bancarios incorporan ciertas condiciones referentes a fraudes cometidos por vía cibernética. La exposición al riesgo a través de ataques cibernéticos es altísima, según López, si se considera que todas las personas o un muy alto porcentaje de estas tienen acceso no solo a banca por internet, sino también a una tarjeta de crédito o de débito, y que al final todos los cajeros o POS tienen enlaces electrónicos.

López recordó que el caso de 14 cajeros automáticos que fueron “hackeados” hace unos meses en Estados Unidos por un grupo de personas que estaba en distintas partes del mundo, con pérdidas que ascendieron a $100 millones. El representante advierte que cualquier organización que maneje una base de datos, ya sea de clientes o proveedores, es susceptible de un ataque y en el peor de los casos que se haga mal uso de esa información.

Lo anterior puede generar responsabilidades para las empresas si el dueño de la información decide proceder legalmente. “Aunque no haya una legislación específica para temas cibernéticos, uno puede acarrear responsabilidades dentro de la legislación normal”, acotó López.

De ahí la necesidad de adquirir seguros contra este tipo de riesgos. Unity Setessa es una de las empresas que impulsa este tipo de coberturas, que aún es muy baja en el mercado local. López estimó que no pasan de 10.

La cobertura contempla varias posibles afectaciones. “Parte de la premisa de que una organización o una empresa sea víctima de un ciberataque, bajo cualquier figura”, detalló López.

Estas modalidades pueden ser “hacking”, clonación, ataque por medio de códigos maliciosos. Cualquier daño directo que la organización sufra y que implique la inversión de recursos para recuperar la información será reintegrado por la póliza, según López.

Esta cobertura se extiende a la pérdida de ingresos cuando la empresa depende de la información electrónica dañada o extraída para generar los mismos. Otra extensión de la cobertura incluye las indemnizaciones por demandas que puedan interponer a la empresa terceras personas por la extracción de su información y en adición todos los gastos legales y de investigación en los que la empresa pueda incurrir para defenderse de todos estos procesos judiciales, explicó López. “La cobertura es muy amplia y no tiene limitación geográfica”, finalizó el gerente de Unity Settesa.

Tags:

  • cibernetico
  • aseguradoras
  • Unity Setessa
  • delitos
  • ataques ciberneticos
  • sector financiero

Lee también

Comentarios

Newsletter