Promueven el cultivo de caña de forma sostenible

Cerca de 300 productores de caña de azúcar se reúnen en la feria que organiza CASSA en Sonsonate para conocer nuevas tecnologías.
Enlace copiado
Enlace copiado
La Compañía Azucarera Salvadoreña (CASSA) inauguró ayer su Feria de Tecnología Agrícola, la cual está enfocada en promover las prácticas sostenibles en el cultivo de la caña de azúcar. El evento reunió, en la hacienda San Clemente del departamento de Sonsonate, a cerca de 300 productores del sector provenientes de la zona occidental, central y oriental del país.

“Sostenibilidad es tener una alta producción de caña de azúcar haciéndolo de manera responsable. Es decir, no tener un impacto negativo para la sociedad y para el medio ambiente”, sostuvo el director agrícola de Grupo CASSA, Wilfredo Márquez. En el lugar, expertos en temas de sostenibilidad explicaron diferentes maneras de cómo “ser responsable” al momento de cultivar y producir caña de azúcar. Por ejemplo, el uso de equipo de protección e hidratación del personal que corta la caña es una práctica responsable.

También hay otras iniciativas como el control de plagas y la corta en verde. Según detalló el director agrícola de CASSA, el sector azucarero tiene la política de no escoger productos nocivos para el medio ambiente en el control de plagas.

“Estos se colocan con equipos de precisión para que vaya enfocada a no afectar la sociedad y el medio ambiente. A veces usamos hongos o bacterias para contrarrestar las plagas, y usamos la aplicación aérea, con avionetas o helicópteros, sin generar un impacto negativo”, agregó Márquez.

Otras de las prácticas que el sector azucarero está promoviendo es la corta de caña en verde, que significa no quemar el cultivo. Márquez mencionó que el corte en verde se hace principalmente con máquinas cortadoras debido a la dificultad que representa para el personal. Sin embargo, aseguró que ya se está capacitando a los trabajadores para que corten la caña en verde.

También detalló que cada ingenio azucarero invierte alrededor de $2 millones anuales para trabajar con prácticas sostenibles. “La inversión para un tractor (es de) alrededor de $100,000 y una cortadora de caña cuesta casi medio millón de dólares”, añadió el representante de CASSA.

“Es imprescindible que todos trabajemos de forma coordinada en mejorar nuestra forma de cultivar y cosechar la caña de azúcar; esto nos permitirá garantizar las necesidades presentes sin comprender los recursos de las futuras generaciones, además de ser productivos y rentables. Con esto buscamos hacer realidad la filosofía ‘ganar-ganar’”, comentó Wilfredo Márquez.

Tags:

  • CASSA
  • sostenibilidad
  • azucareros
  • productores

Lee también

Comentarios

Newsletter