Protestan por presión de MAG en Consejo de Industria Azucarera

Una gremial de productores denunció que el MAG ha interferido para apoyar la candidatura de Luis Bettaglio, a pesar de que no cumple con los requisitos, con el fin de lograr influencia. Ya el gobierno ha actuado de manera similar con los cafetaleros.

Enlace copiado
Protestan por presión de MAG en Consejo de Industria Azucarera

Protestan por presión de MAG en Consejo de Industria Azucarera

Enlace copiado

Los cañeros votarán este mes por sus representantes al Consejo Salvadoreño de la Agroindustria Azucarera (CONSAA). Uno de los aspirantes, Luis Bettaglio, ha recibido apoyo del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), algo que han cuestionado otros productores, pues señalan que no cumple con los requisitos.El CONSAA es la institución que norma las relaciones entre los ingenios azucareros y las de estos con los productores de caña de azúcar. Ahí, las decisiones se toman por mayoría simple, con los votos de cada sector que está representado.

El gremio de los cañeros tiene tres voceros que en conjunto tienen un voto. Los ingenios, otros tres que también tienen un voto. El Gobierno tiene dos votos a través de sus dos representantes: el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el Ministerio de Economía (MINEC). Este último designa también al presidente del Consejo que puede votar en caso que haya un empate.Los productores de caña elegirán a sus representantes el 24 de septiembre. La candidatura de Bettaglio fue rechazada por el CONSAA, ya que la Ley de la Agroindustria Azucarera establece en el artículo 7 que los representantes de los cañeros deben ser productores activos y que esto se debe comprobar con los documentos que extiende el Consejo.Óscar Orellana, presidente de la Asociación de Productores de Caña de Azúcar de El Salvador (PROCAÑA), explicó que el CONSAA lleva un registro de los contratos entre los productores de caña y los ingenios azucareros. En este sentido, seguró que Bettaglio finalizó su contrato en marzo pasado, con lo cual no cumple el requisito para ser representante.

Además, denunció que el viceministro de Agricultura, Hugo Flores, envió una correspondencia para que se discutiera si se aceptaría o no la candidatura.Orellana señaló que no le corresponde a Flores ni al MAG interferir en los procesos de representación del sector cañero y que, en contraste, el MINEC no ha interferido, pues eso rebasaría las funciones. Bettaglio, que es presidente de la Asociación de Productores de Caña de Azúcar de El Salvador (ASPROCAÑA), confirmó que el viceministro de Agricultura lo está apoyando, pero que es “justo” porque el CONSAA tendría que permitir su candidatura.

Agregó que la ley no especifica que tiene que ser un contrato lo que pruebe que la persona produce caña y que él tiene 27 años de cultivar, pero que el Ingenio Jiboa (INJIBOA) no ha querido entregarle el documento.Orellana afirmó que como gremial no tienen nada en contra de ASPROCAÑA. Explicó que es Bettaglio el que no cumple los requisitos, incluso cuestionó la razón por la que no presentan a otro candidato. Además, expresó preocupación por el interés que pueda tener el Gobierno por interferir.El hermano del vicetitular del MAG, Omar Hidalgo Flores, recientemente fue nombrado presidente de la Asociación Cafetalera de El Salvador (ACAFESAL) de forma irregular, ya que el presidente anterior no había finalizado su período.

Bettaglio dijo que junto con ASPROCAÑA están promoviendo que se pague por el bagazo de la caña. Los ingenios han defendido que el precio que pagan a los productores por la caña ya incluye el valor del bagazo que ahora quieren separar.La ley del azúcar establece que se tienen que distribuir los ingresos que genera la venta del azúcar y la melaza entre cañeros, que reciben el 54.5 % y los ingenios que reciben el 45.5 %. Sin embargo, los ingenios azucareros han invertido en tecnología para generar energía eléctrica con el bagazo de la caña para autoconsumo y venden el exceso. Bettaglio cree que la ley se debe reformar para incluir el bagazo, puesto que es una ganancia fuerte con un subproducto de la caña, de la cual los productores no participan.

Los ingenios, por su parte, mantienen que ellos compran la caña de azúcar al productor, entonces ya están pagando por la materia prima, por lo que pueden disponer de lo que resta del proceso; sino, sería como si pagarán dos veces por lo mismo.Orellana explicó que como gremial consideran que el tema del bagazo se debe discutir con base en el estudio que se está realizando, como manda la ley, para revisar los porcentajes de ganancia de cada sector. No obstante, agregó que Bettaglio, quien estuvo en la comisión, ha retrasado que se dé el estudio, pues ya habían dos empresas que habían ofertado para hacerlo, pero él insistió en que el proceso se iniciara dentro de la Bolsa de Productos y Servicios y que, por lo especializado de la investigación, nadie se ha presentado. El estudio también incluirá los ingresos por energía eléctrica.

No obstante, Bettaglio advirtió que si la ley no se ha reformado para incluir el bagazo, sería en el CONSAA en donde se discutiría si tomar en cuenta esa parte de los resultados, y por eso es importante quien representará al sector. Óscar Orellana sostuvo que de ser electos los candidatos de PROCAÑA al CONSAA, lucharán porque sí se aborde el tema del bagazo a partir de los resultados del estudio.La ley establece que el estudio se debe realizar anualmente, pero es la primera vez que se hará.

Lee también

Comentarios

Newsletter