Lo más visto

Proyecto Capella Solar ya lleva un 90 % de avance

El proyecto fotovoltaico contará con dos plantas que tendrán una capacidad conjunta de 140 MW e inyectarán cerca del 4 % de la energía del mercado mayorista.
Enlace copiado
Capacidades.  El proyecto contará con dos plantas llamadas Albireo I y Albireo 2.

Capacidades. El proyecto contará con dos plantas llamadas Albireo I y Albireo 2.

Enlace copiado

La compañía Neoen cerró el año desarrollando la fase final de Capella Solar, su segundo proyecto fotovoltaico en El Salvador. El porcentaje de avance de la obra sobrepasa ya el 90 %, lo que significa una óptima gestión del proyecto, y permite incluso proyectar la finalización de los trabajos antes de lo programado, según informó la firma en un comunicado de prensa.

"Las pruebas de inyección de energía han iniciado a tiempo para cumplir el inicio de operación contractual, firmado para el 1 de abril de 2020", reza el comunicado.

Capella Solar inyectará cerca del 4 % de la energía del mercado mayorista en el país, y contará con dos plantas, llamadas Albireo I y Albireo 2. Juntas sumarán una capacidad de 140 MW. Su generación ascenderá a la energía que anualmente consumen 255,000 hogares promedio.

El proyecto inyectará la energía con un precio aproximadamente 40 % menor que el del contrato en operación más barato del mercado. La obra fue adjudicada con contratos de compraventa de energía a 20 años (con los distribuidores locales AES, Delsur, EDESAL y B&D) a un precio de $49.55/MWh.

De acuerdo con el gerente general de Neoen El Salvador, Paolo Cartagena, el trabajo ahora se enfoca en el desarrollo del plan de puesta en marcha. Durante las primeras semanas de diciembre, la empresa implementó los cimientos de la ejecución de protocolos de pruebas a fin de energizar la planta, garantizando que cada uno de los 412,000 módulos fotovoltaicos generaran energía.

Además, bajo una colaboración con la Unidad de Transacciones (UT) y el transmisor ETESAL, se realizaron pruebas de comunicación de datos y auditorías técnicas, con la finalidad de concretar el proceso de conectar la planta a la red de transmisión.

Simultáneamente a esos trabajos, Neoen realiza actividades de mantenimiento y de manejo ambiental. A la fecha, ha sembrado más de 4,160 árboles típicos de la zona, con el objetivo de fortalecer la gestación del nuevo ecosistema.

Aparte de expandir la cuota de energía renovable en la matriz energética salvadoreña, la construcción de Capella Solar significará una relevante transferencia tecnológica al país mediante la instalación de la infraestructura de almacenamiento de energía más grande de Centroamérica: una batería de iones de litio con capacidad de 3.3 MW/2.23 MWh, dedicada para servicios de reserva, que fortalecerá la estabilidad de la red eléctrica.

Neoen tiene presencia en El Salvador desde 2014 y a la fecha ha invertido cerca de $285 millones. Su primer proyecto fue cuando recibió adjudicación de licitación pública para un proyecto fotovoltaico de 76 MW, cuya planta se instaló en el municipio de El Rosario, del departamento de La Paz, al cual se denominó Providencia Solar.

Este proyecto también cuenta con una segunda planta fotovoltaica de 25 MW, la cual fue negociada bilateralmente con la compañía distribuidora Delsur. Providencia Solar comenzó a inyectar energía eléctrica a la red nacional en abril de 2017. Esta planta contribuye a la disminución de impactos ambientales. Solo este año, Providencia Solar evitó la generación de 46,192 toneladas de dióxido de carbono.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines