Lo más visto

Más de Economía

Proyecto de autoproductores de energía tiene obstáculos

Solo 11 personas se han inscrito para vender energía solar desde sus hogares. El precio de venta será fijo durante 15 años.
Enlace copiado
Proyecto de autoproductores de energía tiene obstáculos

Proyecto de autoproductores de energía tiene obstáculos

Proyecto de autoproductores de energía tiene obstáculos

Proyecto de autoproductores de energía tiene obstáculos

Enlace copiado
El proyecto para que los hogares generen su propia electricidad ha despertado poco interés entre los salvadoreños, debido a sus altos costo y requisitos. A dos semanas del cierre de la convocatoria, solo se han inscrito 11 personas que proveerían menos de 5.6 % del bloque de energía reservado, que es 1 megavatio (MW).

La iniciativa de los usuarios autoproductores de energía renovable surgió como parte de la política para diversificar las fuentes de electricidad en el país que lleva a cabo el Consejo Nacional de Energía (CNE), así como otras instancias. La idea es que las personas puedan generar su propia energía y vender lo que les sobra a las distribuidoras, para lo que se reservó 1 MW.

El megavatio se repartió entre las siete empresas distribuidoras del país de acuerdo con sus usuarios.

Según la oficina de comunicaciones del Grupo AES, al que pertenecen cuatro de las siete distribuidoras, solo se han recibido tres inscripciones para CAESS y la convocatoria termina el 30 de septiembre. En DELSUR hay nueve inscripciones. Cada autoproductor puede proveer un máximo de 5 kilovatios (kW). En el caso de DELSUR, se han inscrito 40.7 kW, mientras que en CAESS 15 kW.

José Luis Regalado, jefe de Recursos Energéticos Naturales de la SIGET, apuntó que esperan que en los últimos días el número de participantes aumente. Al llegar la fecha y no haber suficientes participantes, se podría lanzar la segunda convocatoria.

Por su parte, Roberto González, gerente general de DELSUR, consideró que la baja participación se debe a que no se conoce el proyecto ni cómo funciona.

González agregó que “no se trata de solamente poner un panel”, se necesitan más trabajos. De hecho, es necesario un contador que mida, así como la energía que entra a la casa, la que salga; este cuesta en DELSUR $70.05 más $32 de instalación. La distribuidora también cobra $15 por realizar pruebas.

Carlos Alberto Nájera, director de Recursos Renovables del CNE, dijo que estos costos no son altos, pero que la falta de participación se explica en otros factores. Primero, argumentó que en otros países implementar un proyecto así toma tiempo y que en el caso de El Salvador todos los actores deben jugar un rol, y se refirió al papeleo que los interesados deben llenar.

“Hay formularios que (la persona) no los va a poder llenar, porque son los datos específicos de los equipos”, dijo.

En cuanto a la inversión, el CNE estima que se pueden gastar hasta $10,000, dependiendo del tamaño de la instalación y cuánta energía quiera proveer. La SIGET prevé que las personas recuperarán su inversión en siete años. El contrato que los hogares firmarán con las distribuidoras se ha previsto para 15 años, tiempo en el que venderán la energía al mismo precio, de $0.17898 el kilovatio por hora (kW/h), es decir, esa potencia durante una hora. En contraste, el precio de la energía para los usuarios finales cambia cada tres meses, según es más caro o barato producirla.

Según Regalado, esto se estableció así porque es un proyecto piloto y es más simple establecer una tarifa única, mientras que Nájera manifestó que no se puede someter a los hogares a un proceso de licitación normal por su tamaño, por lo que las distribuidoras pagarán el mismo precio desde 2017 hasta 2032.

Tags:

  • energía
  • cne
  • siget
  • solar
  • renovalbe
  • del sur
  • aes
  • caess
  • electricidad

Lee también

Comentarios