Lo más visto

Más de Economía

Puerto Rico comienza proceso de quiebra

La isla, un estado asociado de EUA, inicia un largo camino para el pago de su deuda.
Enlace copiado
Puerto Rico comienza proceso de quiebra

Puerto Rico comienza proceso de quiebra

Enlace copiado
Puerto Rico, un estado libre asociado de Estados Unidos, comenzó el jueves un largo camino para el pago de su deuda, bajo un proceso de quiebra que solicitó la entidad federal, que controla al Ejecutivo de la isla.

Un día después de la decisión anunciada el miércoles, por el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, y la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), el mandatario aseguró en conferencia de prensa, tras reunirse con su equipo fiscal que no tomará una ruta “que redunde en más sacrificios para el pueblo de Puerto Rico”.

En este sentido, “las necesidades esenciales del pueblo de Puerto Rico estarán primero siempre”, agregó el gobernador.

A su vez, indicó que existe la “percepción de que el Título 3.º es la quiebra. ¡La quiebra había llegado hace tiempo! Simplemente esto ha sido un proceso para tener la protección de la corte a las demandas frívolas y una base para poder renegociar los términos de la deuda”.

El gobernador también quiso subrayar que se está “trabajando por Puerto Rico” y que afrontará “todos los retos que se presenten poniendo al pueblo primero”.

Ayer la Junta de Supervisión Fiscal –entidad de control impuesta por Washington– sometió una solicitud del Gobierno para acogerse a un tipo de quiebra que establece normativa aprobada en el Congreso de EUA para atender este asunto.

La Junta de Supervisión Fiscal presentó la solicitud al Tribunal del Distrito federal de Puerto Rico para que el Gobierno se acoja al título – de la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico.

Esa norma, que establece la creación de la Junta de Supervisión Fiscal que controla cualquier decisión del Ejecutivo local, fue aprobada en 2016 en el Congreso de EUA con el objetivo de dar solución a un caos que se avecinaba ante la imposibilidad de devolver una deuda de $70,000 millones.

Una vez presentada la solicitud de acogerse al título 3.º, que no es más que un proceso de quiebra tutelado por la justicia, el Tribunal Supremo elige un juez.

Lee también

Comentarios