Puertos se alistan para competir por la carga del CA-4

Santo Tomás de Castilla, en Guatemala, tramita un préstamo de $700 millones para construir más muelles. Apuesta a ser un “hub” regional, lo que también busca Puerto Cortés, en Honduras.

Enlace copiado
Puertos se alistan para competir por la carga del CA-4

Puertos se alistan para competir por la carga del CA-4

Enlace copiado

Los puertos de Guatemala y Honduras en la costa Atlántica se preparan para competir por la carga de mercancías de la zona del CA-4, conformada por Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua. Esto es lo que en diferentes momentos han manifestado los administradores de los puertos Santo Tomás de Castilla, ubicado en el departamento de Izabal, en Guatemala; y Cortés, asentado en el departamento de Cortés, en Honduras.

La Empresa Portuaria Nacional Santo Tomás de Castilla (EMPORNAC) admite que la terminal presenta un rezago en infraestructura, procesos engorrosos y personal poco comprometido con los clientes. En la actualidad, Santo Tomás solo cuenta con cinco grúas de puerto y con pocos portacontenedores, montacargas y plataformas. Para contrarrestar los problemas, la EMPORNAC planea modernizar algunos procesos con la implementación de pagos en línea, la instalación de una ventanilla única y mejorar la coordinación con el resto de instituciones que están presentes en las instalaciones.

“Hemos notado un decrecimiento en la carga en tránsito hacia El Salvador en un 11 %. Sabemos que es importante acercarnos al sector económico de este país por ser el puerto natural de salida en el Atlántico de El Salvador”, comentó César Augusto Meza, gerente general de puerto Santo Tomás, quien visitó el país el mes pasado junto al presidente de EMPONAC, Bayron Monterrosa, para reunirse con gremiales y funcionarios salvadoreños relacionados con la cadena logística.

En una segunda etapa, se prevé la compra de nuevos equipos y ampliar el muelle n.º 7. Monterrosa adelantó que la Embajada de Corea del Sur en Guatemala les ha presentado un estudio de plan maestro, que costó $1 millón, y les ha ofrecido un préstamo de hasta $700 millones a una tasa de 0.2 % anual, con 15 años de período de gracia y a 40 años plazo.

“Estamos buscando los canales para que sea aprobado un proyecto de esta naturaleza. Le dejaríamos a Guatemala y El Salvador en la parte Atlántica creo que el puerto más moderno de la región”, dijo Monterrosa sobre los planes. “En este momento tenemos seis atracaderos que al final se convierten en cuatro por el tamaño de buques que están llegando, y lo que tendríamos en 2030 serían 14 atracaderos especializados para contenedores, graneles sólidos, graneles líquidos, carga general y cruceros”, detalló Meza.

El proyecto se ejecutaría en tres fases. El canal de acceso actual tiene 11 m de profundidad y 9.80 m en muelle. De concretarse el plan, puerto Santo Tomás de Castilla tendría 14 m de profundidad. Según Meza, el estudio de prefactibilidad de Corea determinó que este puerto “puede ser un ‘hub’ para la región, incluyendo el Triángulo Norte, Nicaragua y, por otro lado Belice”. El crédito debe ser aprobado por el Parlamento de ese país.

El investigador salvadoreño Luis Alfaro, doctor en Ingeniería de Puertos y Sistemas Logísticos de la Universidad Dong-A y conocedor del contexto asiático, comentó que parte del interés de la cooperación coreana en los puertos de la región es el hecho de que está próxima a cerrarse la negociación de un tratado de libre comercio entre Centroamérica y Corea del Sur.

“Al cerrar esa negociación, automáticamente existe la necesidad de traer esa mercadería, ubicarla y quizá no dejarla en nuestro país, sino ese producto moverlo a su destino final que es básicamente Estados Unidos. Por supuesto que tiene que existir la infraestructura necesaria para poder hacer esa conexión”, explicó el investigador.

Puerto Cortés comenzó su proceso de modernización en 2015, luego de que su terminal de contenedores fue concesionada a Operadora Portuaria Centroamericana (OPC).

“No vemos puerto Cortés como una terminal para Honduras solamente, por eso la llamamos Operadora Portuaria Centroamericana. La visión nuestra es que puerto Cortés sea la salida del Atlántico para los países del CA-4”, comentó en mayo de 2016 Mariano Turnes. En puerto Cortés el plan es tener un canal con una profundidad de 14 metros y cinco hectáreas de nuevo patio para contenedores, más equipos de última generación. OPC debe invertir $624 millones en puerto Cortés, según el contrato.

 

Lee también

Comentarios

Newsletter