Recuerdos de un amanecer dolarizado

El año nuevo 2001 trajo consigo el inicio de un nuevo siglo y, para los salvadoreños, un cambio en el sistema monetario. ¿Recuerda cómo se vivió esa transición?
Enlace copiado
Recuerdos de un amanecer dolarizado

Recuerdos de un amanecer dolarizado

Enlace copiado
Las primeras horas del 2001 eran una completa incógnita para millones de salvadoreños. Ese lunes 1 de enero amanecía el sistema de bimonetarismo, con el cual se introducía la dolarización a El Salvador y (en teoría) permitiría, a la vez, el uso de la moneda local: el colón.
 
Caos. Eso fue lo que reinó en los primeros días del 2001. ¿Dólares o colones? Era ley conseguir una calculadora, tener presente la equivalencia ($1= ¢8.75) o una tablita de conversión publicada en periódicos o comprada en librerías y en las calles.
 
Avanzaba la primera semana y la confusión incrementaba. Tarjetas de crédito y cajeros en espera por falta de moneda, larguísimas filas en bancos por la tardanza de la conversión, vueltos inexactos y lo peor: redondeo de precios.
 
Parecía que el nuevo modelo no prosperaría. 15 años han pasado y la historia es otra. A pesar de todo, ¿recuerda usted cómo vivió el proceso de dolarización? A continuación le mostramos unas imágenes de cómo se vivía el comercio en los primeros días del 2001:
 
-¡Una promoción millonaria!
 
Una cadena de supermercados ofrecía medio millón de colones y premios de ¢5,000. El medio millón equivalía a $57,142 y los ¢5,000 a $571.

 

-A comprar una casa
 
La residencial Bosques de la Paz, en Ilopango, más acorde al cambio, publicaba sus precios en las dos monedas. Las viviendas eran ofertadas a ¢189,000 y $21,600, sonaba menos en dólares.