Reforma obligaría al ahorro en el sistema de reparto

Gobierno insiste en que necesita fondos y liquidez para la sostenibilidad.
Enlace copiado
Documento.  Esta es una imagen de una de las posibles versiones del anteproyecto de ley para la reforma del sistema de pensiones, para crear un instituto.

Documento. Esta es una imagen de una de las posibles versiones del anteproyecto de ley para la reforma del sistema de pensiones, para crear un instituto.

Reforma obligaría al ahorro en el sistema de reparto

Reforma obligaría al ahorro en el sistema de reparto

Enlace copiado
Una de las versiones del anteproyecto de ley para reformar el sistema de pensiones contempla que todos los trabajadores que cotizan, o ahorran, aporten también al supuesto sistema de reparto.

El documento circuló ayer de manera extraoficial, y hasta el cierre de esta nota no fue posible confirmar si realmente se trataba de una versión definitiva por parte del Ejecutivo. Sin embargo, el documento (como se puede observar en la imagen) incluye algunos elementos que los voceros del Gabinete Económico habían confirmado, es decir, la creación de un sistema mixto y una nueva entidad pública de pensiones.

El documento, supuestamente, es parte de un proyecto para crear la ley de pensiones, que pone bajo una misma sombrilla el sistema de ahorro individual o de las AFP y el de un Instituto Nacional de Pensiones (INP), en el artículo 232-A. Es en esta última instancia donde habría de reunir los aportes totales o parciales de los trabajadores.

En el capítulo II, artículo 232-F del documento que ayer circuló de manera extraoficial, la ley establece que “la afiliación al régimen de reparto será obligatoria e irrevocable” tanto para cualquier trabajador que tenga un contrato por su empleo y para “las personas que se encuentran afiliadas al Sistema de Ahorro para Pensiones”, o SAP, que es el de las AFP. Puede ver la imagen adjunta.

El sistema se llama de reparto porque se nutre de los ahorros que destinan los trabajadores más jóvenes con su salario para crear un fondo común y, de ese fondo común, el Estado saca dinero para las personas jubiladas o que se han retirado por diversos motivos. Esta responsabilidad de los más jóvenes con los adultos mayores se suele llamar “solidaridad intergeneracional”.

Antes de 1998, el que funcionaba en el país era un sistema de reparto. Ahora el Gobierno tiene previsto instaurarlo otra vez, pero para que funcione de manera simultánea con el SAP. De ahí que se llame sistema mixto.

El Comité de los Trabajadores en Defensa del Fondo de Pensiones (COMTRADEFOP) ha criticado esta intención de la reforma, porque quitaría la propiedad de los ahorros al trabajador. La creación de un fondo común implica que los fondos pasarán a disposición del Estado. Cálculos que ha hecho la ASAFONDOS, gremial de las AFP, indican que trasladarían cerca de $5,000 millones al régimen de reparto, es decir, al fondo común.

El Gobierno no ha revelado ningún anteproyecto formal de ley, ni tampoco ha organizado una discusión pública sobre el tema de la reforma integral.

Lee también

Comentarios

Newsletter