Lo más visto

Remesas familiares superaron en 2017 los $5,000 millones

Los envíos de dinero que hacen los salvadoreños residentes en el exterior crecieron un 9.7 % durante el año que recién finalizó, informó el BCR.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Archivo Expectativa.  El anuncio de la cancelación del TPS ha despertado preocupación. Analistas dicen que es pronto para saber qué consecuencias tendrá.

Foto de LA PRENSA/Archivo Expectativa. El anuncio de la cancelación del TPS ha despertado preocupación. Analistas dicen que es pronto para saber qué consecuencias tendrá.

Enlace copiado

Catalina Escobar vive en Estados Unidos desde hace 15 años, y ha podido trabajar y residir sin temor a ser deportada gracias al Estatus de Protección Temporal (TPS). Sin embargo, la incertidumbre que comenzó desde el año pasado sobre la finalización de este programa hizo que esta mujer, originaria de Santa Ana, tomara algunas decisiones financieras importantes.

“Yo tenía dos apartamentos, he vendido uno y he estado enviando el dinero a mi mamá. Hemos comprado un par de terrenos, al menos no llegaría con las manos vacías, si me toca volver”, dice.

Así, de los $800 que dice que en promedio enviaba como remesa a sus familiares residentes en El Salvador, los últimos meses de 2017 esta cifra se triplicó. Analistas señalaban desde el año pasado que la coyuntura migratoria podría hacer crecer el flujo de estos envíos, y datos del Banco Central de Reserva (BCR) confirman que sí hubo un aumento importante en los mismos: El Salvador recibió en 2017 un total de $5,021.3 millones, monto que equivale al 15.8 % del Ingreso Nacional Bruto Disponible estimado para ese año.

“Las altas remesas que los hogares han recibido en los últimos meses se deben a un efecto precautorio por el endurecimiento de las políticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el miedo a una eventual deportación”, dijo en septiembre del año pasado Pedro Argumedo, investigador de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES). A mediados de 2017 ya se veía la tendencia al alza en estos envíos.

La variación ha sido considerable: durante 2016 las remesas totalizaron $4,576 millones, pero en 2017 sumaron $5,021.3 millones, un crecimiento interanual del 9.7 % y una cifra histórica para el país.

El BCR señala en su informe que este crecimiento, de casi $500 millones, es resultado de varios factores, y menciona entre ellos al buen desempeño de la economía estadounidense, a la participación elevada de los grupos hispanos en la creación de empleo de esa economía y, admite, a un “efecto precaución de la diáspora que ha enviado más remesas al prever un posible retorno asociado a la política migratoria estadounidense”.

La remesa promedio durante 2017 fue de $252.70. De los 23 millones de envíos que se realizaron el año pasado, 4 millones se hicieron mediante recargas a teléfonos celulares de residentes en el país por cuenta de personas residentes en el exterior. El 23.9 % de los ingresos en remesas fue abonado a cuentas de ahorro, agregó el BCR.

El país recibió remesas procedentes de 164 países, Estados Unidos en el primer lugar, con $4,684.5 millones (97.2 % del total), seguido por Canadá ($44.5 millones, el 0.9 %) y la Unión Europea ($43.9 millones, un 0.9 % del total).

Los cinco departamentos con mayor recepción de remesas fueron: San Salvador (20.3 %), San Miguel (12.4 %), La Unión (8.5 %), Santa Ana (8.2 %) y La Libertad (8 %). Entre los que reciben menos remesas están San Vicente (3.5 %) y Cuscatlán (2.5 %).


97%
 de las remesas que se envían a El Salvador proviene de EUA.

12%
 de los salvadoreños que viven actualmente en Estados Unidos   está con el TPS.

47%
 de los envíos de dinero del exterior hacia el país se canaliza a través de los bancos.

$445 millones
  fue el crecimiento del monto total de remesas de 2017, en comparación con las de 2016, según el Banco Central de Reserva.

Lee también

Comentarios