Loading...

SAP con 11,600 cotizantes menos en febrero

El número de cotizantes del Sistema de Ahorro para Pensiones tuvo una fuerte caída comparado al mes anterior debido, en esencia, a la pérdida de empleos.

Enlace copiado
Empleo. La ralentización de la economía significa pérdida de empleos formales.

Empleo. La ralentización de la economía significa pérdida de empleos formales.

Enlace copiado

El número de personas cotizantes del Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP) de El Salvador experimentó, por primera vez en un año, una fuerte caída en febrero.

Según datos de la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF) recopilados por LPG Datos, unidad de investigación social de LA PRENSA GRÁFICA, en febrero de este año se registraron 787,987 cotizantes, lo cual significa una caída de 11,600 personas menos con respecto al mes anterior.

Llama la atención que esta es la primera vez que se tiene una variación negativa desde febrero del año pasado y es la más fuerte desde abril de 2020 cuando comenzó la contracción económica por la pandemia de covid-19.

Según los expertos, para tener una aproximación a la medición y evolución del empleo formal en el país, se utilizan cifras administrativas de cotizantes al régimen de salud y al sistema de pensiones.

En el caso del sistema de pensiones, la población afiliada (3.8 millones a febrero) brinda poca información debido a que la afiliación es un vínculo administrativo entre el asegurado y la institución previsional, pero no indica si esta persona se encuentra trabajando y acumulando derechos para pensionarse. La gran mayor parte de afiliados no cotiza al sistema de pensiones.

Por tal razón, se utiliza el número de trabajadores cotizantes, pues revela que una persona se encuentra acumulando ahorros para la etapa de la vejez.

El número de personas cotizantes del SAP ha venido creciendo a una tasa promedio del 3 % anual, en sintonía al comportamiento de la generación de empleo formal en el país.

En 2020 hubo un bache de -2.9 % de los cotizantes debido a la contracción económica por la paralización de varias actividades y, posteriormente, en 2021 se incrementó en 10.9 %.

Carlos Argueta, analista de Fundaungo, explica que durante la segunda mitad de 2021, se empezó a observar la recuperación de "una importante parte" de los empleos formales en El Salvador que se habían perdido o suspendido en 2020 debido a la pandemia y sus consecuencias económicas.

En efecto, esto se observa en la tendencia creciente del número de cotizantes al SAP, desde mediados del año pasado y alcanzó un máximo de crecimiento mensual en octubre, con casi 19,000 cotizantes más comparados al mes previo.

"El reinicio de actividades económicas generó que, por primera vez, se reportara en diciembre 2021 una cifra superior a 800,000 cotizantes al sistema de pensiones, si consideramos tanto los cotizantes al SAP como al SPP", destaca Argueta.

Corto efecto

No obstante, la recuperación de la economía salvadoreña posterior a la pandemia se debió principalmente a factores externos como el aumento sostenido de las remesas que incentivaron el consumo y ahorro nacional, así como el incremento de las exportaciones.

Sin embargo, el efecto rebote por el que transitó la economía salvadoreña está terminando. Se prevé que para 2023 el país regrese a una senda de crecimiento económico estancado, en niveles cercanos al 2.5 %.

En efecto, la variación del Índice del Volumen de la Actividad Económica (IVAE) de enero cerró en -0.23 % comparado al año pasado, principalmente a la caída en las actividades de comercio, transporte, información y comunicaciones y actividades de administración pública, según datos del Banco Central de Reserva (BCR).

A juicio de Carlos Pérez, experto en temas fiscales y previsionales, esta disminución de cotizantes del SAP de febrero pasado podría deberse a que en diciembre de 2021 hubo un incremento de los empleos formales, pero eran puestos temporales y para este año muchos se han suspendidos y se regresa a los número de empleo permanente.

Además, agrega Pérez, debido al freno que tiene la actividad económica una vez pasado el impulso del rebote de mediados de año, sumado al incremento de precios de este año, se está afectando "fuertemente" en la actividad productiva y hay una pérdida de empleos.

"Esta caída no es normal y cobra fuerza la hipótesis que la desaceleración de la actividad y el freno luego de perder el impulso económico de 2021 está teniendo un impacto fuerte en el empleo formal", opina Pérez.

Argueta concuerda, en parte, con esta hipótesis, pero también agrega que puede ser un reflejo del comportamiento estacional del empleo, aunque no se había dado una caída tan fuerte desde 2020.

Por ello, los expertos consideran que será necesario dar seguimiento en los próximos meses a la evolución de estas y otros indicadores económicos para confirmar si el empleo formal en el país ya se ha estancado.

Lo que sí se debe recalcar es que la generación de empleo formal ha sido históricamente baja y que, incluso ante la recuperación económica, la mayor parte de trabajadores no se pueden incorporar a cotizar en el SAP.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines