Lo más visto

SC recomendó más competencia en el mercado

En 2012, la Superintendencia de Competencia presentó los resultados del estudio sobre las barreras de entrada para el negocio de arroz.
Enlace copiado
Enlace copiado
Un estudio de la Superintendencia de Competencia (SC) presentado en 2012 determinó que en El Salvador hay muy poca competencia en el mercado local del arroz y numerosas barreras para que nuevos agentes entren a competir en esta agroindustria. La entidad había hecho un estudio similar en 2009.

Según la investigación de 2012, un 80 % de las compras de la producción local y de las importaciones de arroz granza (sin procesar) lo concentraban para ese año dos agentes económicos en el país, mientras que el tercer participante solo tenía un 5 %. En esa ocasión la SC manifestó que su recomendación al Ministerio de Agricultura (MAG) y al Ministerio de Economía (MINEC) era que sustituyeran el Convenio para la Comercialización del Arroz Granza, que data de 2000, por una nueva normativa.

Según la investigación, este convenio impone muchos obstáculos a los interesados en entrar a competir en la cadena de importación y distribución del arroz. Una primera barrera era que para entrar al convenio, una comisión –en donde están representados los industriales ya establecidos en el mercado– debe aprobar el ingreso del nuevo competidor. Sin embargo, por tener la categoría de “nuevo” solo se les permitía acceder a una cuota más pequeñas del total de las compras nacionales y las importaciones. En los últimos años, esta cuota había sido de un 1.7 %, explicó la entidad.

Luego para ser considerado “antiguo” en el negocio se pedía tener maquinaria de no más de 10 años de antigüedad y un laboratorio de calidad.

Para la superintendencia, los puntos buenos del convenio debían de mantenerse, por ejemplo, los mecanismos de fijación libre de precios entre industriales y productores, la garantía de compra para la producción local y el uso de mecanismos de bolsa para este tipo de transacciones.

La importancia de ser parte del convenio es que así se accede a las cuotas de arroz que se pueden importar desde Estados Unidos con cero arancel, un factor fundamental para competir en la industria. Tradicionalmente el país ha sido deficitario en la producción de arroz.

Lee también

Comentarios