Lo más visto

Más de Economía

Santa Ana es el departamento que más café produce de El Salvador

Así cerró la cosecha 2017-2018 de café al 15 de junio de 2018, según la Asociación Cafetalera de El Salvador. La gremial insistió en la necesidad de crear el instituto de investigación de café y regular las importaciones.
 
Enlace copiado
El Gobierno había proyectado que para la cosecha que acaba de cerrar, se podría superar la meta de 1 millón de quintales puesto que ya dieron frutos algunos de los árboles de los primeros cafetales renovados después del golpe de la roya.

El Gobierno había proyectado que para la cosecha que acaba de cerrar, se podría superar la meta de 1 millón de quintales puesto que ya dieron frutos algunos de los árboles de los primeros cafetales renovados después del golpe de la roya.

Enlace copiado

La cosecha de café cerró, al 15 de junio de 2018, en 900,460 quintales, según las cifras que la Asociación Cafetalera de El Salvador (ACAFESAL) elabora a partir de los informes de beneficiadores y el registro de productores. El departamento con la producción más alta en Santa Ana, con 248,706 quintales.

Santa Ana es además donde hay más cafetaleros con 5,151 productores de un total del 23,221, lo que significa que de cada cinco, uno es santaneco. El departamento tiene además 47,946 manzanas sembradas de café.

Le sigue La Libertad, que con San Salvador comparte la cordillera El Bálsamo. En La Libertad son 40,160 manzanas sembradas para una producción de 181,182 quintales. Ahuachapán y Sonsonate son los otros departamentos con el mayor aporte, aunque todos tienen producción cafetalera.

El Gobierno había proyectado que para la cosecha que acaba de cerrar, se podría superar la meta de 1 millón de quintales puesto que ya dieron frutos algunos de los árboles de los primeros cafetales renovados después del golpe de la roya, que en su momento, provocó una pérdida del 60 % en la producción, pasando de 1.7 millones de quintales a alrededor de 700,000.

Desde entonces el país ha estado haciendo esfuerzos para levantar al sector pues además de generar empleos y divisas, tiene una fuerte importancia ecológica. Esto se debe a que en El Salvador los únicos bosques que quedan son prácticamente las fincas de café y estas cumplen la función de recarga hídrica, es decir de atraer las lluvias para que haya agua disponible.

Hoy la ACAFESAL insistió en una serie de medidas como la regulación de las importaciones de café, esto para promover el consumo de café salvadoreño y así buscar que el sector sea más rentable. Además, regular el canon de transformación es decir el cobro que el beneficio, que procesa el café, le hace al productor, que siembra.

La otra gran deuda es la creación de un instituto de investigación de café, como tienen otros países y como El Salvador tuvo en el pasado. 

Esta es una demanda de todas las gremiales del sector pues lo consideran necesario para que el país pueda enfrentar retos como el del cambio climático y las plagas, desarrollando las variedades de café y las prácticas adecuadas. 


 

Tags:

Lee también

Comentarios