Lo más visto

“Se reportan miles de familias con pérdidas materiales y de sus medios de vida por paso de huracanes”: OIRSA

El MAG dice que Eta dejó una pérdida de 1 % en la cosecha de maíz y 7 % en la cosecha de frijol. Aún no han cuantificado el impacto de Iota, ni los daños al cultivo del café.

Enlace copiado
Foto archivo

Foto archivo

Enlace copiado

El Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) se encuentra en alerta ante el riesgo de pérdidas en cultivos y ganado a causa del paso de los huracanes Eta e Iota por Centroamérica.

 “Se reportan miles de familias con pérdidas materiales y de sus medios de vida, principalmente,  cultivos, animales domésticos (aves, cerdos, caprinos) y pérdidas de ganado bovino. Mientras que en la agroindustria, las pérdidas en cultivos extensivos como banano, plátano, caña de azúcar y palma africana; repercutirán, directa e indirectamente, en el acceso de recursos económicos de las comunidades vecinas”, precisó en un comunicado de prensa el director ejecutivo de OIRSA, Efraín Medina.  

El OIRSA indica que las condiciones de temperatura y humedad pueden incrementar la incidencia y severidad de la roya del café, sobre todo en las áreas productoras de Honduras y Nicaragua. Además la planta es vulnerable a la broca.

También se prevén problemas de marchitez en banano y piña por la saturación del suelo, hongos y bacterias.

En el ámbito de la salud animal, uno de los principales riesgos está asociado a que el descenso de temperaturas puede ocasionar enfermedades respiratorias. El grupo de animales con mayor riesgo son las aves de corral.

 Asimismo, para el ganado, en las zonas con poca capacidad de drenaje, puede presentarse escasez de alimento por inundaciones, estrés y contaminación de fuentes de agua. 

Ayer el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) informó que la tormenta Eta dejó una pérdida equivalente al 1 % de la producción de maíz y 7 % de frijol, pero que a pesar de estos daños siempre habrá una "cosecha récord".

Además la cartera registró la muerte de 61 animales porcinos, equinos y bovinos, así como 209 aves y 69 colmenas dañadas.

 Por otra parte la Federación de Hortalizas y Frutas de El Salvador y la Cámara Salvadoreña de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios (CAMPO) habían estimado en alrededor de $8 millones las pérdidas por Eta y alertaron que Iota podría agravar la situación por el surgimiento de plagas a causa de las condiciones de humedad.

CAMPO además ha insistido en que no hay necesidad de que el Gobierno y la Asamblea Legislativa autoricen la importación de granos básicos sin pagar aranceles pues la cosecha será suficiente para abastecer el mercado nacional. Si se aplicara esta medida, como se hizo al inicio de la pandemia, el exceso de productos bajaría demasiado el precio que el intermediario paga al productor.

En caso de café, el titular del MAG, Pablo Anliker, afirmó que habían estimado un aumento en la cosecha de café 2020-2021 hasta 816,000 quintales, pero las lluvias han provocado daños aún no cuantificados en el fruto. De cumplirse esta proyección, habría una recuperación en comparación a la cosecha 2019-2020, una de las más bajas en la historia del país, pero la producción seguiría siendo menor a lo que se había logrado previo al 2019.

Ayer la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) alertó que las fuertes lluvias pueden reducir el potencial de producción de la tierra y que en zonas costeras, las inundaciones provocan la salinización del suelo afectando su productividad.

Las inundaciones también depositan en las tierras cultivadas una capa de lodo que puede dañar la capa de suelo fértil.

El OIRSA recomendó aumentar las labores de vigilancia, anticipar los procesos de preparación del suelo, mejorar los procesos de drenaje agrícola, manejar los niveles de sombra para cultivos permanentes como el cacao y el café, el uso de fungicidas preventivos, y la remoción de frutos y plantas con síntomas aparentes.

"El nivel de riesgo incrementa por la limitada infraestructura y la falta de aplicación de medidas de bioseguridad por las inundaciones. La vigilancia del aparecimiento de signos clínicos de enfermedad de las aves es de suma importancia para una temprana detección de influenza aviar, actividad que debe ser permanente en función de los patrones migratorios y la presencia de aves silvestres provenientes de Norteamérica, propias de la época", dijo la institución.

Tags:

  • MAG
  • Plagas
  • Pérdidas de cultivo
  • lluvias
  • Temporada de huracanes
  • Iota
  • Pérdidas agrícolas

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines