Lo más visto

Más de Economía

Sector textil y de confección invierte en bioseguidad y transporte

Las empresas de estos rubros han errogado miles de dólares para adaptar sus plantas a los requerimientos de las autoridades.

Enlace copiado
Adaptación. Las empresas del sector de textiles y confección reiniciaron labores en la primera fase de reapertura.

Adaptación. Las empresas del sector de textiles y confección reiniciaron labores en la primera fase de reapertura.

Enlace copiado

La industria textil y de confección del país ha trabajado durante las últimas semanas para readecuar sus instalaciones y capacitar a su personal en los protocolos de bioseguridad adoptados para poder operar en las condiciones que ha impuesto la pandemia de la covid-19.

Pettenati Centroamérica, empresa productora de tela con altos estándares de calidad, ha invertido alrededor de $35,000 mensuales en medidas de bioseguridad. Francesco Pilenga, director de país de Pettenati, considera que este es el mayor reto que han enfrentado desde que iniciaron sus operaciones tanto a nivel global como en el país.

Pettenati optó porque el personal mayor de 60 años, las embarazas o con otros riesgos de salud no regresaran a la planta.

Al personal que está trabajando en la planta, ubicada en la carretera a Santa Ana, se le dota de un kit con tres mascarillas con tejido certificado.

Estas se sustituyen cada cinco días o cuando sea necesite. La temperatura al personal se toma tres veces al día. También han colocado espacios de desinfección en todas las áreas.

Pilenga explicó que se ha incrementado el servicio de transporte para el personal, el cual ya se ofrecía pero se amplió para cubrir los tres turnos del personal.

"Hemos implementado todas las medidas requeridas. Para nosotros ha sido bastante fácil porque la máquina más chiquita que tenemos ocupa 20 metros cuadrados, la opera una persona. El reto fue la entrada, la salida, los casilleros, el comedor", explica Pilenga. Debido a que su rubro es el textil, Pettenati no requiere de tanto personal.

La empresa capacitó por grupos a su personal sobre la nuevas medidas, además contrató a más personal médico. la inversión de Pettenati en el país asciende a $100 millones.

Youngone, empresa dedicada a la confección de chaquetas y pantalones de invierno, también ha adoptado sus actividades a la nueva realidad. Comités en el interior de la empresas evalúan que se cumplan todas las medidas adoptadas.

Mauricio Ramos, su gerente general, indicó que a la fecha trabajan con un 70 % de su personal. La firma está desembolsando $35,000 adicionales en transporte para su personal. La empresa ha impartido seminarios entre su personal para dar a conocer la nueva forma de trabajo.

"Hemos creado una página web para comunicar progresos a los protocolos, modificaciones a los mismos", comentó.

Youngone emplea a 1,700 personas en el país.

Carlos Portillo, gerente general de INTRADESA, apuntó que la actividad de la empresa se realiza en cuatro plantas de producción. El personal ha sido divido en turnos; además, se toma la temperatura al ingreso de cada planta.

Adicional a las mascarillas se ha dotado al personal de caretas. El personal es informado a través de un circuito cerrado de TV y de una radio.

La firma ha invertido $150,000 en adaptar sus instalaciones y poder operar. De momento trabajan con una capacidad del 40 % a doble turno. Para julio esperan llegar a un 100 % de su capacidad. INTRADESA genera 100,000 empleos en el país.

Su producción incluye desde hilo hasta prendas finales.

Tags:

  • CAMTEX
  • reapertura
  • impacto
  • covid-19
  • nuevo cierre
  • coronavirus
  • textil
  • confección
  • Zona Franca
  • inversión
  • trnasporte
  • bioseguridad

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines