Lo más visto

Más de Economía

"Sí se puede cultivar en El Salvador, pero hay que ponerle ganas"

Gladys Sandoval fue la primera proveedora de lo que ahora se ha convertido en Súper Selectos. De un carretón con el que vendía hasta 60 colones, pasó a producir e importar hortalizas y frutas.

Enlace copiado
Historia de éxito.  Gladys Sandoval fue la primera proveedora que tuvo la cadena de supermercados, inició con un carretón donde vendía hasta 60 colones, ahora produce en una finca e importa.

Historia de éxito. Gladys Sandoval fue la primera proveedora que tuvo la cadena de supermercados, inició con un carretón donde vendía hasta 60 colones, ahora produce en una finca e importa.

Enlace copiado

Gladys Sandoval inició vendiendo hortalizas al entonces supermercado Caribe en un carretón, vendía entre 50 y 60 colones. Ahora es de las principales proveedoras del Súper Selectos, tiene una finca en donde siembra la gran mayoría de los productos y un centro de acopio para aquellas verduras que, por el clima, se traen del extranjero.

"Trabajamos, trabajamos y a medida que ellos fueron creciendo, también nosotros fuimos creciendo sin perder las ganas y con ese espíritu de superar, que si ayer hice 10, pues mañana tengo que hacer 20", afirmó la empresaria, quien entonces trabajaba con Daniel Calleja, el padre de Francisco Calleja, actual presidente de la cadena de supermercados.

El Grupo Calleja desarrolla el programa Cultivando Oportunidades, donde participan más de 2,000 productores, de los que el 35 % son mujeres. En 2012 solo el 10 % de las frutas y verduras que se vendían en los supermercados se cosechaban en El Salvador. Ahora 90 % de los proveedores son locales.

Gladys Sandoval fue la primera proveedora que tuvo la cadena de supermercados.

"Para nosotros fue lindo cuando compraron Gigante, que fue la segunda sala, un monstruo de lo que cabía en aquel tiempo", recordó la empresaria.

50 años después Sandoval está entre los tres principales proveedores de frutas y verduras, con la diferencia de que tiene un centro de acopio y una finca donde siembra los vegetales en San Juan Talpa.

"Yo les digo, no se vale decir no puedo. Nosotros hemos sido siempre luchadores y sigo ahí con mis hijos", expresó la empresaria.

Entre sus productos está apio, mango, loroco, tomate, incluso vende pavos reales.

"Allí hay de todo: hay piña, anonas, guanabas, jocote, limón, níspero, mango panadés y la milpa de donde sacamos el elotito y luego la hoja, el pasto, que se lo come el ganado", explicó.

Sandoval importa "lo que no nos ayuda el clima, sobre todo la zanahoria, el brocolí, la coliflor y la papa, de ahí todo, la mayor parte se cultiva aquí en El Salvador".

"Antes decían ‘traigo estos manojos de cilantro desde Guatemala’ porque decían que aquí no se daba. No. La gente no hacía la ‘cacha’ porque mire ahora la cantidad de cilantro que se cultiva, también están cultivando lechuga. Yo tengo un amigo que cultiva lechuga de palma mucho mejor que la de Guatemala".

"Entonces sí se puede cultivar en El Salvador, pero hay que ponerle ganas y dedicación, porque eso quiere la agricultura, que uno esté pendiente", agregó.

Un componente del programa Cultivando Oportunidades son las capacitaciones a proveedores en temas como manejo seguro de plaguicidas, preparación de suelos, nutrición de la planta, instalación y manejo de sistemas de riego, manejo de cosecha y poscosecha, así como fondos rotativos.

"Para Súper Selectos el activo más valioso con el que contamos es nuestra gente, especialmente las mujeres. Es por eso que trabajamos constantemente para empoderarlas y desarrollar sus capacidades al máximo. Muchas veces lo que nos falta es una oportunidad y eso es precisamente lo que les estamos brindando en la empresa", comentó Karen Morán, jefe de Relaciones Públicas y Responsabilidad Social Empresarial de Súper Selectos.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines