Lo más visto

Más de Economía

Sigue tensión por China y las tierras de La Unión

La ruptura con Taiwán y los proyectos para llevar inversión al oriente han generado desconfianza en varios sectores. Economía dice que China ya está perdiendo interés por la misma polémica.
Enlace copiado
La Unión.  Esta semana se conoció el interés de Asia Pacific Xuanhao Project Investment en invertir en los alrededores del puerto de La Unión.

La Unión. Esta semana se conoció el interés de Asia Pacific Xuanhao Project Investment en invertir en los alrededores del puerto de La Unión.

Enlace copiado

La forma en la que el Gobierno manejó su ruptura diplomática con Taiwán para abrir relaciones con la República Popular China ha provocado desconfianza. Esto generó una reacción severa de rechazo entre los políticos de Estados Unidos. El Ministerio de Economía (MINEC) alega que el país no debe perder oportunidades por el juego geopolítico y que la empresa china interesada en invertir en La Unión ya está perdiendo interés.

Esta semana se conoció el interés de Asia Pacific Xuanhao Project Investment (APX) por invertir $100 millones en los alrededores del puerto de La Unión; sin embargo, el proyecto podría ya no concretarse por la misma polémica.

"Eran tres parques importantes que se iban a desarrollar con esta inversión, de más de $100 millones en un inicio y hasta $300 millones. Lamentar y decirle al pueblo de La Unión y de San Miguel que se está cerrando una oportunidad", afirmó Luz Estrella Rodríguez, titular de Economía, y que son 10,000 empleos los que estarían en riesgo.

La Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) ya había manifestado que la inversión que prometió APX era de $50 millones y que el grupo empresarial chino gestionó el alquiler de 72.9 hectáreas de terreno en los alrededores del puerto de La Unión, el cual se encuentra en proceso de concesión.

Una crítica del partido ARENA al interés del grupo chino es que una de sus divisiones está relacionada a la fabricación de armas. Ayer, el ministro de la Defensa, David Munguía Payés, dijo que le corresponde a su cartera vigilar la operación de ese tipo de empresas, y que el Gobierno ya fue enfático en decir que en la zona no se permitirá la fabricación de armas.

Agregó que tampoco tiene conocimiento de un proceso de compra de la Isla Perico, pero reconoció que es un "punto estratégico" en el golfo de Fonseca.

El Gobierno tiene en oriente un proyecto de Zonas Económicas Especiales (ZEE), que implica dar una serie de flexibilidades e incentivos para que empresas se puedan instalar en el lugar. Una crítica que este proyecto ha recibido es que no se ha dado suficiente información.

La iniciativa de las ZEE coincidió con el anuncio que El Salvador dejaría de reconocer a Taiwán, como lo han hecho otros países en la región centroamericana, para abrir relaciones con República Popular. Esto tampoco fue consultado a la empresa privada.

Rodríguez dijo que no le correspondía al MINEC hacer consultas, pues es el Ministerio de Relaciones Exteriores el encargado, pero que para negociar aranceles comerciales preferentes y otro tipo de relaciones de negocio sí consultaría con la empresa privada. Mañana se reunirá con la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP).

Una de las preocupaciones más grandes está en el sector azucarero, pues Taiwán es de los mayores clientes de El Salvador, ya que ambos comparten un Tratado de Libre Comercio (TLC).

China y El Salvador ya tienen relaciones de negocios. Según el Banco Central de Reserva (BCR), el comercio con el gigante asiático aumentó en los primeros siete meses de 2018. A julio, las importaciones alcanzaron un valor de $873.5 millones.

Lo que más compró El Salvador son teléfonos, computadoras, poliéster y resinas, diodos emisores de luz, motocicletas, entre otros.

Mientras que las exportaciones sumaron $83.2 millones. A julio, China ocupó la sexta posición como destino comercial de El Salvador, superando a países de la región como México y Panamá.

Norman Quijano, por su parte, mostró preocupación porque las relaciones con China han provocado molestia en funcionarios de Estados Unidos.

El republicano Marco Rubio incluso solicitó que El Salvador fuera retirado de proyectos de cooperación con los países del Triángulo Norte de Centroamérica y la embajadora estadounidense en el país, Jean Manes, alertó el 9 de julio que había un interés de China por incrementar su influencia en Centroamérica.

El Salvador no es el primer país del istmo que se torna al campo de China. República Dominicana, Panamá y Costa Rica también reconocen al gigante asiático y rompieron con Taiwán.

El mismo Estados Unidos tiene relaciones diplomáticas con China y no con Taiwán. Ambos países se encuentra en una guerra comercial con China, que inició el mismo funcionario norteamericano Donald Trump.

Quijano lamentó que el Gobierno no tomó medidas de precaución ni tuvo ninguna consideración al romper con Taiwán, lo que implicó una separación de la "visión" de Estados Unidos.

La relación de El Salvador con Estados Unidos es crítica por los programas de cooperación, pero también porque es el hogar de una gran cantidad de migrantes salvadoreños que envían remesas y es también el principal destino de las exportaciones.

Tags:

  • China
  • Inversión
  • Relaciones diplomáticas

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines